Virus de la Varicela activaría las primeras etapas del Alzheimer, revela estudio de la Universidad de Oxford

0
19

El Alzheimer puede comenzar de manera casi imperceptible, a menudo disfrazada en los primeros meses o años como un olvido que es común en la vejez

Un estudio dado a conocer por investigadores de la Universidad de Tufts y la Universidad de Oxford, reveló que el virus varicela zoster (VZV), el cual comúnmente causa la varicela, y el herpes zóster pueden activar el herpes simple (HSV), otro virus común, para de esta manera poner en marcha las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer.

La investigación, publicada en el «Journal of Alzheimer’s Disease», refiere que normalmente el HSV-1, una de las principales variantes del virus, permanece inactivo dentro de las neuronas del cerebro, pero cuando se activa, conduce a la acumulación de proteínas tau y beta amiloide, y a la pérdida de la función neuronal, características distintivas que se encuentran en pacientes con alzhéimer.

“Nuestros resultados sugieren una vía hacia la enfermedad de Alzheimer, causada por una infección por VZV que crea desencadenantes inflamatorios que despiertan el HSV en el cerebro”, declaró Dana Cairns, investigadora asociada en el Departamento de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Tufts.

Alzheimer, una enfermedad con un origen misterioso

Cainrs agregó: «Si bien demostramos un vínculo entre el VZV y la activación del HSV-1, es posible que otros eventos inflamatorios en el cerebro también puedan despertar el HSV-1 y conducir a la enfermedad de Alzheimer», señaló la investigadora.

Cabe destacar que la enfermedad de Alzheimer puede comenzar de manera casi imperceptible, en ocasiones disfrazada en los primeros meses o años como un olvido, que suele ser común en la vejez. No obstante aquello que causa la enfermedad sigue siendo en gran parte un misterio.

«Hemos estado trabajando en una gran cantidad de evidencia establecida de que el HSV se ha relacionado con un mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer en los pacientes», indicó David Kaplan, profesor de ingeniería y presidente del Departamento de Ingeniería Biomédica de la Escuela de Ingeniería de Tufts.

La correlación entre el HSV-1 y la enfermedad de Alzheimer

En un reporte difundido por el sitio web «Tufts Now» se destacó que uno de los primeros investigadores en plantear la hipótesis de una conexión entre el virus del herpes y la enfermedad de Alzheimer es Ruth Itzhaki, de la Universidad de Oxford, y quien colaboró con el laboratorio de Kaplan para efectuar este estudio.

«Sabemos que existe una correlación entre el HSV-1 y la enfermedad de Alzheimer, y algunos sugirieron la participación del VZV, pero lo que no sabíamos es la secuencia de eventos que crean los virus para poner en marcha la enfermedad», comentó David Kaplan. “Creemos que ahora tenemos evidencia de esos eventos”, apuntó.

El HSV-1 y el virus de la varicela

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), un aproximado de 3 mil 700 millones de personas menores de 50 años han sido infectadas con el HSV-1, el virus que causa el herpes oral; en la mayoría de los casos es asintomático y permanece latente dentro de las células nerviosas.

Cuando se activa el virus puede causar inflamación en los nervios y la piel, lo que genera dolorosas llagas abiertas y ampollas. La mayoría de los portadores, y eso es uno de cada dos estadounidenses según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), tendrán entre muy leves o ningún síntoma antes de que el virus entre en estado latente.

Mientras que el virus de la varicela zoster también es extremadamente común, alrededor del 95% de las personas se infectaron antes de los 20 años, y muchos de esos casos se expresan como varicela. El VZV, que es una forma del virus del herpes, también puede permanecer en el cuerpo y llegar a las células nerviosas antes de volverse inactivo.

En el transcurso de la vida, el VZV puede reactivarse y causar culebrilla, una enfermedad caracterizada por ampollas y nódulos en la piel que se forman en forma de banda y pueden ser muy dolorosos y durar semanas o incluso meses. Se sabe que una de cada tres personas eventualmente desarrollará un caso de culebrilla en su vida. El vínculo entre el HSV-1 y la enfermedad de Alzheimer solo ocurre cuando el HSV-1 se ha reactivado para causar llagas, ampollas y otras afecciones inflamatorias dolorosas.

Tomada De El Heraldo De México