21 C
Xalapa

Si no tienes tiempo de pasear a tu perrito, Caleb lo hace por ti

Todo inició hace algunos años cuando Caleb paseaba a los perros de su familia ya que tenían un negocio de lavandería en un fraccionamiento de la zona sur de Xalapa. Caleb realizaba varias vueltas al día con sus mascotas y despertó el interés de un vecino que además era cliente frecuente al que llevarle el servicio de la ropa. Este vecino tenía un perro, y poco o casi nada de tiempo para poder pasearlo, le propuso a Caleb que paseara y cobrara por ello.

Para Caleb no era algo simple de aceptar, debido a que los perros -considera- son miembros importantes de la familia y no se les puede confiar a cualquiera, son una responsabilidad. El vecino insistió y Caleb terminó accediendo, ya que el argumento principal era que, el perro del vecino a pesar de ser un perro de raza pitbull mostraba agradado por Caleb.

Comienza como paseador de perros, pero el gusto y el amor por los animales viene de tiempo atrás. Recuerda que afuera de la lavandería de sus padres siempre llegaban perros callejeros con hambre, lastimados, descuidados y que él inició poniendo afuera comida para ellos. Hace tres años arrancó un grupo de intercambio de información para mascotas extraviadas en el fraccionamiento y también al  estar en un punto medular el negocio de sus padres mucha gente daban cuenta de la labor que él realizaba para los animales y hubo gente que solidarizó llevando alimento para compartir pero también adoptando a los perros que llegaban para quedarse y no se volvían a ir, como es el caso de Benji un perrito de raza pequeña que a decir de Caleb tiene un alma tan noble que siempre sus dueños tienen buenas noticias que contar de él.

Al paseo diario de sus perros se agregó “el cliente” mascota del vecino que estaba realmente encantado de poder caminar ya que pasaba todo el tiempo cuidando la casa, pero por falta de tiempo no podía nunca salir, también se sumó a acompañarle en esta travesía Sarahi la novia de Caleb quien además de compartir el gusto por los animales comparte la misma vocación profesional estudiando en la UV Negocios. Al paso de los días cada vez más gente preguntaba sobre el paseo de perros y fue entonces que entre los grupos de amigos empezó este “autoempleo” para estos jóvenes estudiantes y que ahora se vuelve el sostén para alimentar a sus tres perros que pesan más de 30 kilos.

Sarahí y Caleb, actualmente pasean a 10 perros diarios y si bien al inicio de la pandemia se redujo “su manada” a dos, han vuelto “dejar salir a los chicos” porque hay mucha necesidad de que los perros salgan a caminar para que no estén estresados, necesitan salir a olfatear. Evitamos salir con el calor intenso, cuando está muy fuerte corremos el tiempo a que baje el sol. El sol intenso les puede quemar sus patas, sus gomas, se lastiman. Recogemos sus heces, somos muy cuidadosos, los tratamos excelente, con amor. 

Tenemos clientes que aman a sus mascotas, pero trabajan todo el día, y encuentran una opción segura para ellos. Les llevamos agua para el camino en caso de calor, los presentamos con otros perros para que socialicen. Temas que hemos ido aprendiendo en el camino de observarlos. Nos organizamos de acuerdo al temperamento y tamaño. No los sacamos todos al mismo tiempo para poder darles su tiempo y espacio a cada uno. Y es muy gratificante siempre tenemos respuestas positivas de parte de sus dueños, nos envían fotos: “Llegó cansado de su paseo”, “está contento y sediento”.

Los costos son 40 minutos por 40 pesos ese el tiempo, pero hay casas que tienen tres o cuatro perros y entonces ahí se reducen los costos, negociamos para que todos salgan. El contacto es porque nos ven caminar todas las tardes durante 3 o 4 horas. Cada vez conocemos más perros y más gente porque se van comunicando y los que están con nosotros desde hace tiempo nos recomiendan.

Los que no tienen paseadores

Angie, vecina de la misma unidad conoce del trabajo que realiza Caleb desde hace más de 4 años, y considera que así como hay dueños de mascotas responsables el incremento de abandono a perros y gatos  en el fraccionamiento ha aumentado, esto debido a que en la reserva territorial hay muchísimas mascotas que diariamente emprenden la caminata para llegar al fraccionamiento por alimentos, “las tienen en verdadero abandono”, “no hay un control por parte de salud animal y se reproducen y reproducen”. Aquí en este fraccionamiento la gran mayoría es animalista, te puedo decir que en las calles ponen un plato y ahí vecinos les ponen comida, pero nunca es suficiente son muchísimos los que vienen cada día, incluso cooperamos en un grupo donde nos comunicamos ahí vamos cooperando para esterilizar, pero todos los esfuerzos son en vano. Estos animalitos sufren mucho, mientras aquí a unos les damos los cuidados y amor hay otros que buscan en la basura porque no tienen nada. Me gustaría que emprendieran campañas ahí en la reserva en esas colonias para esterilizar y para poder controlar las pulgas y demás animales que en esta temporada de calor se los comen vivos.

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,685FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA