Secan 40% de humedal en Xalapa por invasiones

0
122

Las unidades habitacionales Xalapa 2000 y Nuevo Xalapa han ido “ganando terreno” a la orilla del humedal, generando afectaciones irreversibles.

Un humedal de unas 20 hectáreas continúa en peligro en la zona sur de Xalapa por invasiones y el crecimiento desmedido de la mancha urbana.
El cuerpo de agua se encuentra dentro de la exhacienda Santa Rosa y Las Cruces, cerca del bulevar Rafael Guízar y Valencia, mejor conocido como Arco Sur, una propiedad privada que ha sido conservada y protegida por los dueños.
De acuerdo con Armando Uresty Ramírez, vicepresidente de la Cooperativa del Bosque Don Roberto, la construcción de una tienda de conveniencia y otras obras han dañado el entorno ecológico.
“Es un baluarte ecológico, es una cosa muy bonita. Nos preguntaban si el humedal había sido descubierto, pero el humedal siempre ha estado ahí. El humedal llegó primero que todas las construcciones que están al lado”.
Las unidades habitacionales Xalapa 2000 y Nuevo Xalapa han ido “ganando terreno” a la orilla del humedal, generando afectaciones irreversibles.
Armando calcula que se ha perdido cerca del 40 por ciento del humedal, mismo que es un vaso regulador en la zona donde se anidan aves migratorias y patos silvestres.
“Funciona como vaso regulador de toda esta zona, es donde se concentra una gran cantidad de agua y ahí tenemos patos silvestres, estamos analizando si vienen de la línea migratoria que viene de Canadá, hay biólogos muy interesados”.
Uresty Ramírez recuerda que especialistas del Instituto de Ecología (Inecol) le han comentado que el humedal está conservado pero continúa en riesgo.
“Donde está el OXXO, enfrente del COBAEV, rellenaron, hicieron el OXXO, hay una persona que tiene una taquería y que ha ido apropiándose de esos lugares, que ha sido un gran problema porque desecha aguas negras al humedal, tira basura y se vuelve como una zona fea”.

EXTRACCIONES ILEGALES

Hace unos años, la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) de Xalapa extraía agua del sitio, de manera ilegal, toda vez que los dueños de la propiedad privada en ningún momento fueron notificados ni dieron alguna autorización al respecto.
“Me consta que el personal de CMAS por las noches, como a las tres de la madrugada llegaban en pipas. Había una olla al frente que ya la taparon, pero dragaban, dragaban y dragaban el agua”.
Destaca que anteriormente el humedal llegaba casi a la banqueta de la avenida Arco Sur; sin embargo, la superficie del cuerpo de agua ha disminuido.
“Los investigadores del Inecol están viendo las cuencas hidrológicas y me dicen que el otro terreno que estamos protegiendo es un área verde que está en la entrada de Lomas Verdes”.
Uresty recuerda que han sido varios los intentos de empresas y presuntos propietarios para apropiarse de los terrenos para construir fraccionamientos y otros inmuebles.
“Pero con la alianza de las asociaciones civiles vamos a ver todo el tema de manera legal porque han llegado violentos, policía privada. Siempre hemos acreditado esta área”, indica.


INVASIONES

La zona ha padecido invasiones con frecuencia. El más reciente intento de invasión se registró el pasado lunes 3 de mayo en un espacio que colinda con el bulevar Rafael Guízar y Valencia.
Uresty Ramírez recuerda que unas personas se introdujeron a la propiedad privada sin ninguna autorización.
“Para que tomen en cuenta que antes de entrar a una propiedad privada deben contar con un documento que un propietario les acredite o les haya permitido el acceso, porque si no en este caso están haciendo algo ilícito”.
Los sujetos argumentaron que la señora Teresita de Jesús Riaño, exfuncionaria de la Dirección General de Patrimonio del Estado, había rentado un predio a la empresa Coppel, por lo que un ingeniero de dicha compañía mandó a cercar la zona.
“Tenemos aquí a Jorge Martín González tratando de invadir, es un exfuncionario, político, corrupto”.
Cabe recordar que Jorge Martín González Vázquez fue subprocurador regional de Jjusticia de la zona norte del estado, con sede en Tuxpan, donde también fue señalado de presuntos actos de corrupción por “moches” a agentes del Ministerio Público que estuvieron a su cargo.
Uresty Ramírez recuerda que aquel día del intento de invasión, se exigió a la empresa Coppel que dejara de incurrir en actos ilícitos, al intentar apropiarse de un área que tiene legítimos propietarios.
Menciona que fue solicitada la presencia de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, quienes lograron evitar la invasión.
“Estos pobres hombres si nos presentan un contrato de trabajo probablemente podamos acordar algo pero si no se van a ir detenidos”, insiste.


LIBERACIÓN DE ANIMALES

El espacio es importante, toda vez que aún hay diversas especies de flora y fauna, incluso, se ha llevado a cabo la liberación de tlacuaches en la zona.
Rafael Bravo, presidente de la asociación civil Regalemos un Paraíso, está a cargo de un albergue donde se brinda alimentación y se promueve el desarrollo de dichos animales.
Actualmente, hay 30 ejemplares en resguardo, otros ya fueron liberados en el Bosque Don Roberto.
“A todos los ejemplares se les da un enriquecimiento ambiental dentro de este refugio, solamente para determinadas etapas, no podemos tener ejemplares tan adultos porque la intención es que se reintegren al ambiente. Se les da ciertos tratamientos que motivan sus instintos, como la búsqueda de alimento, la cacería, el trepar, el esconderse, estar alertas”.
Además, esta organización y otras, como la asociación civil Gestión Integral para el Desarrollo y la Conservación Ambiental (Gidca), han sumado esfuerzos para llevar a cabo acciones para la preservación de toda la zona ecológica donde se encuentra el humedal.