Se analiza nueva explotación de roca basáltica: Semarnat

0
155

POR FADIA MORENO/EXCLUSIVA

El delegado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales agregó que por el momento no hay ninguna otra solicitud para explotar algún banco similar para complementar la roca faltante 

 

Para la construcción de la ampliación del puerto de Veracruz, saldrán de la reserva biológica de Balzapote, en Los Tuxtlas, poco más de dos millones toneladas de roca basáltica, de los siete necesarios para el proyecto, reveló el delegado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en Veracruz, José Antonio Sánchez Azuara, quien agregó que por el momento no hay ninguna otra solicitud para explotar algún banco similar.

Quienes promueven la obra estarían buscando de dónde sacar los otros cinco millones de kilómetros cúbicos de roca restante, y aunque aseguró que se tiene conocimiento que realizaron otras manifestaciones de impacto ambiental en distintos puntos del estado, éstos deberán ser evaluados por el gobierno estatal, dado que a diferencia de las reservas o terrenos con cobertura forestal, los demás que no tengan protección de la NOM 51, como potreros y otras áreas similares, están bajo el control estatal.

El delegado de la Semarnat informó que al respecto existen, tanto en el centro como el norte del estado, formaciones rocosas basálticas que se encuentran en proceso de evaluación para su explotación, pero que éstas corresponden a la jurisdicción estatal “aunque existen bancos de grava tezontle y de ese tipo para la construcción de carreteras, por el momento no es el caso de aquellos ubicados en zonas federales.

Vale recordar que en Balzapote existen terrenos en aprovechamiento que desde el 2006 son explotados y de ahí se saca gravilla, grava y arena, sin embargo, en el caso de los que tienen arena se requieren las manifestaciones de impacto ambiental.

Insistió que para las obras a realizar en el puerto se requiere de una roca con densidades y constituciones específicas, y cuando menos en terrenos federales no hay requerimientos para explotación ni estudios de manifestaciones de impacto ambiental.