Lizzo anuncia que deja la industria musical tras ser blanco de acusaciones por acoso sexual

0
41

Luego de que el año pasado Lizzo estuvo sumida en la polémica por las acusaciones de acoso sexual de tres de sus bailarinas, ayer, a través de sus redes sociales la rapera anunció que deja la industria musical.

La creadora de éxitos de Juice, de 35 años, sorprendió a sus fans cuando reveló que dejaba la fama porque estaba «cansada de ser arrastrada por todos» y de ser criticada por su apariencia en una historia de Instagram.

“Me estoy cansando de soportar que todos en mi vida y en Internet me arrastren. Todo lo que quiero es hacer música y hacer feliz a la gente y ayudar a que el mundo sea un poco mejor de como lo encontré, pero estoy empezando a sentir que el mundo no me quiere en él. Estoy constantemente enfrentándome a mentiras que se dicen sobre mí por mi influencia y puntos de vista… siendo el blanco de la broma cada vez por mi apariencia. Mi personaje es criticado por personas que no me conocen y que no respetan mi nombre. No me inscribí en esta m**rda. Lo dejo”, dijo contundente la estrella pop.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Lizzo (@lizzobeeating)

 

El anunció dejó en shock a los fans de la rapera quienes de inmediato reaccionaron impactados y le pidieron no renunciar y continuar haciendo música a pesar de las críticas.

Su publicación llega apenas un día después de que el abogado de tres ex bailarinas de Lizzo, que previamente la demandaron por acoso sexual criticaran al presidente Joe Biden por permitirle actuar en su recaudación de fondos de Radio City de 25 millones de dólares el jueves.

«Es vergonzoso que Lizzo sea elegida para encabezar un evento como este en medio de acusaciones tan atroces, Sin entrar en política, no puedo imaginar por qué alguien querría que Lizzo los representara de alguna manera, dado su comportamiento reprensible. Es simplemente una mirada terrible”, expresó el abogado Ron Zambrano.

En agosto del año pasado las bailarinas Arianna Davis, Crystal Williams y Noelle Rodríguez, acusaron a Lizzo de acoso sexual y de crear un ambiente de trabajo hostil al criticarlas por su peso y afirmaron que las obligaron a tocar a una artista desnuda y realizar actos sexuales mientras estaban en un club de striptease en Ámsterdam.

Lizzo negó las acusaciones y aseguró que ella no es una «víctima» pero tampoco una «villana», y agregó:

«Soy muy abierta con mi sexualidad y me expreso, pero no puedo aceptar ni permitir que la gente use esa apertura para hacerme ver como alguien que no soy. Estoy herida, pero no permitiré que esto eclipse el buen trabajo que he hecho en el mundo».

*EXCELSIOR