La sequía ahoga a México

0
110

En la Glorieta Mariscal Sucre, en el corazón de la colonia Del Valle, un barrio de clase media de la Ciudad de México, hay un convoy de pipas estacionado sobre la calle Amores.
Son al menos cuatro camiones que se encargan de dotar de agua a los edificios de la zona, que les llaman por teléfono cada vez más frecuentemente, cuando el agua se agota.

“Es nuestra base de operaciones. Cada vez hay más clientes. Esto lo veías antes en Iztapalapa, en el oriente, pero no en esta zona”, nos dijo el chofer de una de las unidades, quien está atento al WhatsApp de su celular.

Esta es la realidad que de a poco se instala en la alcaldía Benito Juárez, que según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo tiene un Índice de Desarrollo Humano muy similar al de Suiza y Reino Unido.

No parece que la situación vaya a cambiar. Y menos este año en el que México atraviesa por una sequía de gran proporción, que es cuatro veces mayor a la registrada en 2020, según datos de la Comisión Nacional del Agua.

De acuerdo con el Monitor de Sequía publicado el 4 de abril, hasta el 31 de marzo de 2022, 46.01% del territorio nacional padece de sequía entre moderada y excepcional.

La extensión es menor a la registrada el año pasado, que en el mismo periodo llegó a 71.52%, pero la sequía en este 2022 es más acelerada: en sólo 16 días aumentó 15.61%, en contraste con el 6.31% entre el 15 y el 31 de marzo de 2021.

Si se compara con los registros de 2020, el área que abarca la sequía se ha incrementado 4.6 veces, pues al principio de la pandemia se reportaba en apenas el 9.86% del territorio.

El Monitor de Sequía más reciente indica que los estados del norte son los más afectados. En total, 11 estados tienen más de las tres cuartas partes de sus municipios en sequía.

El 100% de los municipios de Baja California y de Baja California Sur sufren de sequía entre moderada y extrema. En Durango, la porción es de 97.4%.

En Sonora, el 95.8%; en Nayarit, 95%; en Zacatecas, 93.1%; en Coahuila, 92.1%; en Jalisco 89.6%; en Sinaloa, 83.3%; en Aguascalientes, 81.8% y en Nuevo León el 76.5%.

En total, 671 municipios del país, equivalente al 27.2%, sufren algún tipo de sequía.
La situación se agrava en las ciudades y regiones densamente pobladas, como la Ciudad de México, pues de acuerdo con el Water Risk Atlas, la capital tiene un alto riesgo para garantizar el abasto de agua, situación en la que también se encuentra casi todo el norte del país.

Mientras tanto, los vecinos de las colonias Narvarte y Del Valle en la Ciudad de México recurren a esta especie de abasto por tandeo, como los habitantes de otras 277 colonias de las más de 1,800 que hay en la capital.

Otras consecuencias de la sequía

Con un clima más seco, los bosques y arbustos se queman con más facilidad. La agudización de la sequía registrada en la segunda quincena de marzo coincide con las fechas en las que se ha registrado un mayor número de incendios forestales en lo que va de este año.

Hasta ahora se han registrado 1,991 incendios forestales en todos los estados del país con daños en 50,614.80 hectáreas. De esta superficie, el 96.90% correspondió a pastizales y arbustos y el 3.10% a bosques.

De acuerdo con la Comisión Nacional Forestal, el Estado de México es donde más incendios de bosques y pastizales se han registrado hasta el momento, con 530. Después le siguen la Ciudad de México, con 348; Michoacán, con 164; Puebla, con 140 y Chihuahua, con 95.

Los otros estados con mayor número de incendios son Chiapas (80), Jalisco (78), Veracruz (75), Morelos (67) y Tlaxcala (63).

Según la Comisión Nacional Forestal estos
10 estados concentran el 82% del total de incendios reportados en territorio nacional. Del total de incendios forestales, 238 (12%) correspondió a ecosistemas sensibles al fuego, afectando una superficie de 8,698.36 ha (17%) del total Nacional.

Penas por provocar incendios son severas, pero no se aplican

El incendio en Tepoztlán comenzó la tarde del 22 de marzo. Ese día, un sujeto identificado como Josué, alias El Pipiolo, subió a acampar al cerro del Tepozteco y provocó, aparentemente de manera deliberada, un incendio que consumió hasta el 74% de bosques de los cerros de La Luz y Los Corredores.

“Se le detuvo en el lugar donde inició el incendio y tenemos videos. Estaba disfrutando del incendio y gritando. Ahí se le agarró, impactante, donde inició el incendio”, aseguró Gabino Rodríguez, líder de brigada Tejones Tepoztlán, en entrevista con Carmen Aristegui.

Josué fue entregado, sin embargo, a pesar de que ocasionó daños a 115 hectáreas de pastizales, arbustos y selva baja caducifolia, solamente recibirá una multa económica, pues el delito contra equilibrio ecológico del cual se le acusa no amerita prisión.

Sin embargo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República en contra de El Pipiolo.

Según la dependencia, la pena que podría alcanzar es de dos a 10 años de prisión, aunque se debe evaluar primero la salud mental de Josué, pues pobladores de Tepoztlán refirieron que después de ser localizado y liberado intentó subir de nueva cuenta a El Tepozteco para iniciar otro incendio.

Para sofocar el fuego se necesitaron poco más de dos días en los que laboraron 178 autoridades civiles, 11 voluntarios, 104 elementos del Ejército, 75 efectivos de la Guardia Nacional, 59 carros motobomba, pipas, ambulancias y vehículos de emergencia y dos helicópteros MI-17 de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Guardia Nacional, equipados con baldes, que realizaron 28 descargas, equivalentes a 5,000 litros de agua en los diferentes frentes del incendio.

Este incendio ocurre poco menos de un año después de que una joven provocara un incendio en Tepoztlán mientras hacía malabares con unas antorchas para un video de TikTok. En aquella ocasión el fuego consumió 60 hectáreas de bosque.

Las autoridades consideraron imponerle a la joven una multa de entre 13,000 y 2,600,000 de pesos, conforme al artículo 157 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable. Además de alcanzar una pena que va de los dos a los 10 años de prisión.

Destruyen fauna, biodiversidad y comunidades

Por el incendio provocado por El Pipiolo el acceso al cerro de El Tepozteco permanecerá cerrado por al menos dos meses, informaron autoridades de Tepoztlán.
Apenas en febrero pasado, después de poco menos de dos años de pandemia y el confinamiento provocado por la COVID-19, comerciantes de Tepoztlán confiaban en que se avecinaba una recuperación económica.

“Hemos estado en una recuperación paulatina en el municipio. Creo que actualmente tenemos entre un 60 y un 70% de impacto económico con los turistas, yo creo que nos vamos a recuperar porque somos un destino turístico bondadoso y si trabajamos de manera conjunta con las autoridades como lo hemos venido haciendo podemos tener una recuperación al cien por ciento este mismo año”, dijo el representante de artesanos y comerciantes Tepozteco de avenida Revolución, Samuel Noriega Aguilar, a El Sol de Cuernavaca.

Sin embargo este nuevo cierre afectará tanto a turistas como a habitantes de esa localidad de Morelos, pues las autoridades decidieron impedir el acceso a la zona para salvaguardar el ecosistema de los cerros y reparar las zonas afectadas.

El daño no solamente impacta en la comunidad de Tepoztlán. En su página de Facebook, el grupo de brigadistas Tejones de Tepoztlán, colocó imágenes de animales muertos, con las patas y hocico quemados a causa del fuego que comenzó El Pipiolo.

“Esta vez, la fauna no tuvo tanta suerte, nuestra compañera de la brigada de Gavilanes encontró un Tejón adulto con las patitas quemadas, seguramente murió al tratar de huir. Otros brigadistas nos reportaron bebés zopilotes calcinados en su nido”, escribieron en una publicación.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Biodiversidad en el Parque Nacional El Tepozteco hay 117 especies animales y vegetales. De éstas 82 se consideran amenazadas, 30 están en peligro de extinción y cinco están probablemente extintas. Cuestione buscó a autoridades para conocer qué medidas están tomando para enfrentar la sequía y los incendios forestales, pero no hubo respuesta.