17.8 C
Xalapa

Jardín Escultórico del Museo de Arte de Dallas reabre tras 15 años

Ciudad de México. El Jardín Escultórico del Museo de Arte de Dallas, Texas, reabrió sus puertas luego de 15 años –el pasado 14 de septiembre– con la exposición La fuerza del destino, del artista mexicano Bosco Sodi, quien también participa en este recinto con la muestra colectiva Slip Zone: Una nueva mirada a la abstracción de la posguerra en las Américas y el Este de Asia.

La primera iniciativa reúne 30 figuras de barro realizadas por Sodi en su estudio, en Casa Wabi, en Oaxaca, donde los zapotecas e incluso los primeros habitantes de la región utilizaron este material para fabricar vasijas y que ahora el artista multidisciplinario adapta a piezas de gran formato, que alcanzan de manera individual hasta los 600 kilogramos.

“El nombre de la exhibición proviene del resultado inesperado, producto del proceso, que cada pieza tiene; cuando uno trabaja con barro y lo quema, nunca sabe lo que va a suceder. Es así como esta imperfección, puede constatarse en cada una de las esferas e incluso se puede observar una de las más de 60 piezas que se rompieron en el proceso de completar las obras para la muestra”, explicó Sodi (Ciudad de México, 1970) en un comunicado difundido por la Galería Hilario Galguera.

“Hacer estas esferas de barro es un proceso largo y de mucha paciencia, es dedicarle un año en total por cada pieza, desde su creación hasta que se queman. El barro se moldea a mano y luego se deja secar al aire libre durante largos periodos de tiempo antes de cocerla en un horno rústico alimentado por madera, cascara de coco o semillas de jacaranda”, comentó.

Conocido por sus pinturas y esculturas de ricas texturas que honran la crudeza esencial de sus materiales, Bosco Sodi presenta este compendio de piezas que ocupan ahora el espacio junto a artistas como Henry Moore y Richard Serra.

Por su parte, Agustín Arteaga, director del museo, destacó que el trabajo de Bosco tiene “una profunda sensibilidad para trabajar con materiales orgánicos y una forma magistral de elaborar formas. La presentación de su obra en el Jardín de Esculturas del Museo activa la relación inherente que estas obras tienen con la naturaleza y, esperamos, brinde a los visitantes un momento contemplativo».Los 3 mayores fracasos de selfies que arruinaron obras de arte

Además de La fuerza del destino, Bosco Sodi participa en Slip Zone… propuesta colectiva que integra 91 obras de la aclamada colección de arte contemporáneo del museo, así como de importantes préstamos de colecciones privadas.

Mark Rothko, Jackson Pollock, David Alfaro Siqueiros, Lucio Fontana, Lee Ufan, Jack Whitten, Raquel Forner, Sam Gilliam, Lynda Benglis y Shozo Shimamoto son algunos de los renombrados artistas, cuyas piezas figuran en la colección.

Slip Zone… reflexiona en torno a los métodos que usaron los artistas para revolucionar sus formas, materiales y técnicas en las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial, además de integrarse a variadas corrientes simultáneas y movimientos internacionales como el coreano (Dansaekhwa), el brasileño (neoconcretismo), las japonesas (Gutai y Mono-ha) y el italiano (Arte Povera).

En éstas dos últimas, Sodi encontró un diálogo más nutrido, pues su obra ha sido influida por la importancia del barro para las antiguas civilizaciones americanas y la tradición japonesa del wabi-sabi, que valora la impermanencia y la imperfección.

«Las magníficas intervenciones escultóricas de Bosco Sodi crean el complemento perfecto para la colección del museo y su entorno físico», añadió la Dra. Anna Katherine Brodbeck, curadora principal de arte contemporáneo de la familia Hoffman.

Ambas exposiciones permanecerán en el Museo de Arte de Dallas, Estados Unidos, hasta el 10 de julio de 2022.

*LA JORNADA

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,541FansMe gusta
5,059SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA