21 C
Xalapa

En riesgo extinción del Cangrejo Azul; ambientalistas buscan agregar la especie a la lista del NOM 059

El cangrejo azul es una de las especies exóticas más buscadas por el humano, pues sus tenazas son irresistiblemente deliciosas. 

Del mes de julio a septiembre, cada año el cangrejo azul migra de la tierra al mar, con la finalidad de depositar sus huevos en la playa. 

Durante su recorrido hacia la costa, estos ejemplares son capturados por las comunidades, dado a que representan una fuente de proteína y de ayuda económica mediante la venta local y regional. 

Ante el avecino de la temporada de lluvias que culmina en octubre, el cangrejo azul o de tierra inicia su ciclo reproductor, el cual se registra con mayor intensidad en las noches de luna llena. 

El crustáceo vive en dunas costeras húmedas, madrigueras de los manglares, tulares, en selvas bajas inundables y en orillas de ríos, pero en esta época miles salen de sus escondites para desovar en las playas del esplendoroso Golfo de México. 

El desove masivo se puede observar en las costas de los municipios de Pueblo Viejo, Tamiahua, Tuxpan, Tecolutla, Cazones, Nautla, Vega de Alatorre, Alto Lucero, Actopan, Boca del Río, Alvarado, Catemaco, Pajapán y Coatzacoalcos, pues son las zonas donde más se ha visto esta especie durante cientos de años. 

Captura desmedida ha disminuido la población de esta especie; acciones gubernamentales han ayudado a preservarla. 

El activista Juan Carlos Atzín, reveló que de acuerdo a estudios por especialistas la producción del cangrejo azul ha disminuido en un 90 por ciento, los cual ha sido alarmante para quienes buscan prevalecer este crustáceo. 

Ante ello, se buscó la forma de protegerlo, implementando el programa de la veda temporal de protección al cangrejo azul del 15 de agosto al 30 de septiembre a través de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca, el cual ha dado grandes resultados. 

Indicó, que son años de lucha, de buscar en las dependencias el apoyo para crear programas de incluso capacitación a la misma población, e incluso integrar la especie a la NOM 059 a fin de que sea legalmente resguardada y observancia federal como en peligro de extinción. 

“Desde el sector federal hemos estado impulsando la inclusión de la especie a la norma oficial mexicana 059, en la cual se encuentran en un listado todas las especies tanto de plantas como de animales que se encuentren en una situación en riesgo y es una pauta a la búsqueda de esta especie en la norma 059 para protegerlo desde la parte legislativa mexicana”. 

Destacó, que afortunadamente la sociedad ha tomado conciencia de la preservación de estos decápodos, las campañas que se han realizado han tenido el éxito; sin embargo aún existen comunidades en donde obtienen sustento de estos; por lo que incrementar la población de este, se logró la reactivación económica, mejores condiciones de vida para las personas que obtienen aprovechamiento sustentable y al mismo tiempo no romper la cadena alimenticia.  

El ambientalista, mencionó que otras de las acciones que se realizan es buscar crear campamentos de producción, con ellos preservar el cangrejo y evitar su extinción; de igual forma celebró que los mismos ayuntamientos se comprometan con estas acciones y exista mayor conocimiento de su cuidado. 

Expuso, que incluso se está invirtiendo en la inclusión de la NOM 059 la cual está a cargo de la federación, además se ha apostado a la educación ambiental sobre todo en las zonas costeras. 

Uno de los sitios en los cuales se ha apostado para que viva y se logre seguir reproduciendo este crustáceo son los manglares, que permiten que habiten en las raíces, para que una vez que el ciclo reproductor llegue vuelvan acudir a la zona de playas. 

Por ello, dijo, que han realizado diversas campañas de reforestación manglar, en las zonas de Tecolutla, La Antigua, La Barra de Chachalacas, de Alvarado y Tecolutla; acción que ha generado resultados positivos. 

“Hemos estado haciendo reforestación en la zona costera de Veracruz, y justamente aunque parecieran cosas diferentes, no es así, porque en el manglar hay condiciones apropiadas en la zona donde el cangrejo pueda vivir, lo que nos garantiza que mayor protección, mayor resguardo y sobre todo incrementar el nacimiento y crecimiento de la especie”. 

De acuerdo a investigaciones de este tema, el Cardisoma guanhumi, están orientadas en determinar el estado actual de la especie, a través de información que determine la madurez sexual, periodo reproductivo, crecimiento, métodos y zonas de captura, costos y ganancias de su captura. 

Investigadores especialistas en animales, señalan que la captura del cangrejo azul se realiza en las comunidades costeras cercanas a zonas de manglar, las cuales son consideradas generalmente como zonas de alta marginación. Para estas comunidades, la actividad extractiva de flora y fauna silvestres es uno de sus principales medios de subsistencia, donde esta especie no es la excepción. 

 

Indican que esta actividad, con fines comerciales a nivel nacional e internacional tiene una historia de más de 30 años, donde los estados de Veracruz y Tabasco son los que más han contribuido en su producción, siendo esta última el único estado que no cuenta con alguna estrategia para su manejo.

 

Antecedentes 

El cangrejo azul habita desde las costas de la Florida hasta Brasil. Realiza migraciones masivas para el desove de las hembras durante la temporada de lluvias, debido a las condiciones óptimas para la incubación de los huevos en la arena. 

Este tiene un papel clave en el ambiente costero pues se alimenta de hojas y semillas, permitiendo un reciclaje de nutrientes del suelo; además sirve de alimento a diversas especies de animales. 

Durante su viaje a la costa, los ejemplares de cangrejo azul son capturados por las comunidades costeras, ya que representan una fuente de proteína y de ayuda económica mediante la venta local y regional. 

Un ejemplo, es el de la Reserva de la Biosfera de Los Tuxtlas donde se localizan dos zonas importantes de aprovechamiento del cangrejo,  ubicadas en los municipios de Pajapan y Catemaco, contando este último con tres autorizaciones legales para su captura. 

Esta disposición fue decretada el 23 de noviembre de 1998, esta reserva se ubicada en la llanura costera del sur del Golfo de México, casi sobre la costa del estado de Veracruz, tiene 155 mil hectáreas de superficie y es una de las zonas más ricas en flora y fauna de México. 

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,685FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA