16.8 C
Xalapa

Descubren huellas de manos de niños con más de mil 200 años de antigüedad en cueva de Yucatán

En tiempos de la prehistoria, las cuevas solían ser escenarios de rituales mayas, en donde podría haber desde sacrificios hasta ofrendas para los deidades de aquellas épocas. Es así, que dentro de estos lugares, antropólogos, arqueólogos e historiadores han encontrado una forma de interpretar cómo era la vida de nuestros antepasados.

En Yucatán, tierra del último periodo maya, se descubrieron decenas de impresiones de manos, la mayoría de niños, cuya antigüedad se calcula en más de mil 200 años, las cuales fueron descubiertas por un equipo de investigadores mexicanos.

Las 137 huellas de colores rojo y negro están plasmadas en las rocas de la caverna, localizada justo debajo de una ceiba de unos 15 metros de altura, considerado un árbol sagrado porque se cree que sostiene el cielo con sus ramas y teje con sus raíces al Xibalbá, como se le conoce el inframundo maya.

Cuando se internaba usando un casco blanco dentro de la cueva, por la que se desciende unos 10 metros, el arqueólogo Sergio Grosjean dijo que debía dirigirse hacia el oeste para encontrar el lugar de las marcas.

«Son sin lugar a dudas manos de niños», afirmó Grosjean, un arqueólogo independiente que encabeza un grupo de investigadores, mientras comparaba el tamaño de una de sus manos con una de las impresiones.

Según los especialistas, las huellas son los vestigios de un ritual de iniciación en el periodo prehispánico en el que los menores transitaban de la niñez a la pubertad.

«Ellos imprimían en las paredes sus manos en color negro (…) que significa la muerte, eso no quiere decir que los fueran a matar, es una muerte desde el punto de vista ritual. Después de no saber cuánto tiempo estaban en la cueva, esos niños imprimían sus manos ya en color rojo que quiere decir guerra o vida y salían a tener contacto con el resto de la sociedad de una manera segura» , comentó el explorador.

La antigua cultura maya floreció en el sureste de México y parte de Centroamérica. El investigador dijo que la mayor parte de los artefactos en la cueva, entre los que se encontraron también un rostro labrado y seis relieves con pinturas, datan de entre los años 800 dC y  mil dC.

En ese periodo hubo una gran sequía en esa región y muchos piensan que fue parte del inicio del colapso de la cultura maya

Tomado de Milenio

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,659FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA