Yolanda Andrade aparece sin su parche en el ojo después de su batalla contra un aneurisma

0
67

 

La salud de la conductora Yolanda Andrade se vio gravemente comprometida el año pasado, cuando tuvo que ser hospitalizada de emergencia debido a un intenso dolor de cabeza y otros síntomas preocupantes. Su proceso de recuperación ha tenido varios momentos críticos, pero a pesar de ello, continúa mostrando fortaleza y alegría al reintegrarse poco a poco a la vida artística. Recientemente, sorprendió a sus seguidores al aparecer sin el parche en el ojo que había necesitado como resultado de sus chequeos.

Andrade fue diagnosticada con un aneurisma cerebral, una afección en la que se forma un punto débil o delgado en una arteria del cerebro que se hincha y se llena de sangre, ejerciendo presión sobre los nervios o el tejido cerebral, según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares.

El cambio de Yolanda Andrade: sin parche en el ojo

Meses atrás, la conductora de «Montse y Joe» reveló que experimentó inflamación en su ojo, lo que la llevó a necesitar usar un parche, ya que la luz le afectaba. Esta herramienta se convirtió en su acompañante constante, usándolo en todos los lugares a los que acudía.

El fin de semana, compartió imágenes en sus historias de Instagram, donde se le veía celebrando el cumpleaños de su madre y otras actividades, sugiriendo un nuevo progreso en su salud. Aunque ya no utiliza el parche, es importante destacar que Andrade continúa protegiendo sus ojos con el uso de lentes de sol.

Hasta el momento, la famosa conductora no ha proporcionado más detalles sobre su estado de salud actual.

Yolanda Andrade cree que le hicieron brujería

En septiembre, durante una entrevista en «Primer Impacto,» la también actriz expresó que, después de reflexionar sobre su situación, no puede encontrar una explicación lógica para su repentino cambio de salud, por ende considera que alguien le hizo un «trabajo» con la intención de perjudicarla.

«Tuve unos episodios muy extraños porque me empezaron a decir: «Tú tienes un trabajo, una brujería», un no sé qué, un hechizo. Fíjate que no fue así de que fui con el curandero para que me dé el remedio de eso,» explicó.

Andrade destacó que su fe en la religión católica la ha ayudado a sobrellevar estos angustiantes momentos, y se cuestiona cómo alguien podría sentir resentimiento hacia ella.

«(Me ayudaron) las misas, el creer en Dios, el no estar pensando en eso, mi fe, la Virgen de Guadalupe… En serio, ¿qué habré hecho yo para que alguien deseara mi muerte?», agregó.

Adicionalmente, mencionó que hubo momentos en los que llegó a meterse en la regadera y hacerse bolita, diciendo: «Dios mío, que esto sea agua bendita y que me cure. No sé qué me pasó.»