‘Va a ganar con el 90%’: Bukele encara las elecciones con una enorme popularidad en El Salvador

0
30

Vendedores ambulantes desfilan alrededor de la plaza Gerardo Barrios con la Catedral Metropolitana al fondo y enfrente el contraste del moderno y suntuoso edificio de la Biblioteca Nacional, regalo de China terminado hace tan sólo unos meses.

La limpieza es absoluta, el pavimento renovado y los militares casi en cada esquina de este centro histórico de San Salvador, por el que ahora, a diferencia de hace tan solo dos años, sí que deambulan turistas.

‘Yo lo apoyo’

Mauricio, jubilado de 73 años, está sentado en la plaza y nos dice claramente lo que sucederá en las elecciones del domingo:

Por qué va a ganar el presidente Bukele? Él va a ganar con el 90%. Yo lo apoyo. Usted anda libre aquí, no es como antes que usted no podía venir aquí porque rápido la delincuencia lo mataba a usted.

Erlinda, de 48 años, es una de las vendedoras ambulantes de esta plaza. A la pregunta de si va a votar por Bukele, contesta:

Sí, claro que sí porque hay una gran mejoría aquí en El Salvador. La seguridad más que todo. Antes estaba tremendo.

A su lado pasa Saúl, 56 años, que trabaja en la administración pública:

Bueno, es buen presidente. Ha llegado a quitar toda la escoria mala que había en este país.

La enorme popularidad de Bukele se percibe a cada paso. Los sondeos apuntan a una victoria apabullante que comprobamos incluso tardando en encontrar una voz crítica o mínimamente matizada.

Una oposición debilitada

‘Se ve como que sí, hemos mejorado, pero más que todo en la ciudad. Pero en lo que es agricultura, ha bajado, ya no les ayuda. En lo que es escuelas, no se ve la mejoría. Las promesas que hizo con las escuelas no las cumplió’, denuncia María, de 40 años, que tiene un puesto de tortillas.

La oposición se juega el domingo no quedar en la irrelevancia más absoluta. Francisco y Ernesto forman parte de una asociación de trabajadores retirados. Nos reciben en su local a tan solo unas cuadras del centro y explican.

Entonces esto ha llevado a una serie de abusos y capturas que han sido noticia a nivel internacional, violaciones a personas. El régimen de excepción para Bukele es su mayor logro. Para él, porque en las demás áreas ha sido un fracaso total.

‘Se le va a dar poder al fiscal para que él designe quiénes son terroristas y ahí nosotros corremos peligro. ¿Por qué? Porque si nos califican como terroristas, esta central sindical, van a venir a meterse aquí’, recalcan.

Los dos partidos tradicionales que durante tres décadas controlaron el escenario político del país, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional y el partido Alianza Republicana Nacionalista, han perdido gran parte de sus bases de apoyo a pesar de sus insistentes discursos de renovación.

No logran recuperarlas ni hacer frente a la popularidad de Bukele, que ha generado un estado de satisfacción en materia de seguridad ciudadana bajo una premisa colectivamente asumida: el fin puede justificar los medios cuando el historial de violencia se hace insoportable.

*ARISTEGUI NOTICIAS