Un detective de Los Ángeles afirmó haber filtrado el informe de la autopsia de Kurt Cobain, 30 años después

0
38

Aunque la tragedia data de hace casi tres décadas, las circunstancias de la muerte del ícono del estilo grunge, que ya se había catalogado anteriormente como un suicidio, han sido objeto de especulación y teorías conspirativas.

El misterioso caso de la muerte de Kurt Cobain, el icónico líder de Nirvana, ha vuelto a la palestra luego de que un antiguo detective de Los Ángeles afirmara haber filtrado el informe oficial de la autopsia del músico, que nunca había sido revelado públicamente. 30 años después, los detalles alrededor de las circunstancias de su muerte parecen ser desmenuzados en el documento.

Aunque la tragedia data de hace casi tres décadas, las circunstancias del fallecimiento del ícono del estilo grunge, que ya se había catalogado anteriormente como un suicidio, han sido objeto de especulación teorías conspirativas a lo largo del tiempo. Algunos se negaban a creer que Cobain haya sido capaz de quitarse la vida, pero quienes siempre tuvieron la versión real fueron su familia y allegados.

Desde el fatídico 5 de abril de 1994, un hombre llamado Tom Grant, quien antes trabajaba como detective en el Sheriff de Los Ángeles, ha mantenido su interés en el caso Cobain a lo largo de los años, realizando una exhaustiva investigación por su cuenta. Pero no fue sino hasta esta semana que Grant llegó a un punto aparentemente culminante en su investigación.

Este miércoles, el investigador compartió un enlace a un PDF en su cuenta de X (antes Twitter), afirmando que corresponde al informe auténtico de la autopsia de Cobain. “Descarga una copia gratuita del informe de la autopsia de Kurt Cobain. Esta es la primera vez que este informe se hace público”, fueron sus palabras.

En efecto, el enlace dirige a un documento de un sitio web llamado “Cobain Case”, administrado por Grant. En él, el investigador inicia la primera página con una nota para los lectores de su sitio y para los fanáticos de Nirvana, afirmando que ”el informe de este médico forense no ha añadido nada nuevo a esta investigación, aparte de una enorme mentira adicional”, refiriéndose a que él no cree que el cantante se haya suicidado.

A continuación, adjuntó nueve páginas adicionales de lo que, según Grant, sería el informe de la autopsia de Cobain. En el informe toxicológico, los exámenes de sangre arrojaron morfina, codeína, diazepam, nordiazepam y monacelimorfina en el cuerpo del cantante al momento de su muerte.

Seguidamente, se indicaba que el médico forense del condado de King, que estuvo a cargo de la investigación, “ha determinado que el fallecimiento se produjo a las 18:00 horas del martes 5 de abril de 1994″, pero que fue reportada tres días después por la policía de Seattle.

“Según la investigación: un trabajador descubrió la muerte del Sr. Cobain en su casa aproximadamente a las 9:00 horas del 8 de abril de 1994. El fallecido tenía una herida de escopeta en la cabeza. En el lugar se encontró una escopeta y en la residencia se encontró una nota que indicaba intención suicida”, se lee en el escrito.

Al final de la página, la determinación final sobre la causa de su muerte fue “contacto con herida de escopeta perforante en la cabeza (boca)”. También se dieron los siguientes detalles: “Este hombre de 27 años fue encontrado inconsciente en su lugar de residencia. Su muerte se atribuye a una herida de bala penetrante en la cabeza. Teniendo en cuenta el lugar y las circunstancias que rodearon su muerte, la forma de muerte se clasifica como suicidio”.

Aunque no se ha verificado la autenticidad del informe, en las siguientes páginas son revelados detalles extremadamente gráficos de la escena, lo que corrobora lo que ya era conocido por el público: Cobain, a los 27 años, se quitó la vida con una escopeta, dejando atrás a su esposa Courtney Love y a su hija Frances Bean, de apenas dos años de edad.