Se estanca desarrollo de nuevos antibióticos; en 5 años solo se han aprobado 12, alerta OMS

0
29

Entre los obstáculos para el desarrollo de nuevos productos se encuentran el largo camino hasta la aprobación, el alto coste y las bajas tasas de éxito.

Estancado e insuficientes, así describió la Organización Mundial de la Salud (OMS) el estatus del desarrollo de nuevos antibióticos en el mundo, lo cual representa un obstáculo para hacer frente a la creciente amenaza de la resistencia microbiana.

La organización detalló que desde 2017, solo se han aprobado doce antibióticos, diez de ellos de clase que ya enfrentan resistencias.

“Hay una gran brecha en el descubrimiento de tratamientos antibacterianos, y aún más en el descubrimiento de tratamientos innovadores”, dijo Hanan Balkhy, subdirectora de la OMS para esta área.

Agregó que “esto supone un serio reto para superar la creciente pandemia de resistencia a los antimicrobianos y nos deja a todos cada vez más vulnerable a las infecciones bacterianas, incluidas las más simples”.

Según los análisis anuales de la OMS, en 2021 solo había 27 nuevos antibióticos en desarrollo clínico contra patógenos que se consideran prioritarios, frente a los 31 de 2017.

¿Qué requiere un antibiótico para ser aprobado?

Entre los obstáculos para el desarrollo de nuevos productos se encuentran el largo camino hasta la aprobación, el alto coste y las bajas tasas de éxito.

La OMS detalló que en la actualidad se tarda entre 10 y 15 años en conseguir que un candidato a antibiótico pase de la fase preclínicaa la clínica. En el caso de los antibióticos de las clases ya existentes, solo uno de cada 15 en fase de desarrollo preclínico llega a los pacientes. En el caso de los más innovadores, la cifra se reduce a uno de cada 30 candidatos.

En la actualidad, de los 27 antibióticos en fase de desarrollo clínico que abordan patógenos prioritarios, sólo seis cumplen al menos uno de los criterios de innovación de la OMS.

La pandemia de Covid-19 también ha obstaculizado el progreso, ha retrasado los ensayos clínicos y ha desviado la atención de los ya limitados inversores.

Tomada De Aristegui