Quemaron con alcohol a una niña en albergue de Tonalá

0
29

La madre de la menor también denunció haber sido informada tardíamente del hecho por el que su hija sufrió quemaduras de segundo grado

Una niña de 11 años fue quemada en un albergue de Tonalá, Jalisco. La niña fue rociada con alcohol y recibió una descarga eléctrica con un pistola taser, lo cual le provocó quemaduras en el tórax, un brazo y el abdomen.

Fue la madre de la menor, llamada Mónica, quien dio a conocer la agresión en entrevista con el medio local El Informador. Detalló que el hecho ocurrió el pasado viernes 22 de julio, pero que los encargados del establecimiento, llamado Casa de vida Camino a la fortaleza, le informaron hasta un día después.

Cuando la mamá de la víctima fue notificada de la situación, la sacó del lugar y la trasladó a la clínica 89 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). La niña fue sometida ese mismo día a una cirugía plástica y será intervenida quirúrgicamente por segunda vez el próximo 28 de julio.

Será con la siguiente cirugía que los médicos determinarán si será necesario que sea sometida a un procedimiento para injertar piel. Cabe mencionar que, según el diagnóstico médico, las quemaduras son de segundo grado y afectan el 13% de su cuerpo.

Médico del IMSS valorarán si la niña a la que quemaron con alcohol en un albergue necesitará injertos de piel (Foto: abarcatv)

Asimismo, la madre denunció que quienes están a cargo del albergue argumentaron que el incidente había sido accidental. Sin embargo, la menor de edad aseguró frente a ellos que se trató de una agresión intencional, pues los responsables le habrían rociado alcohol y posteriormente le habrían propinado una descarga eléctrica en el cuello.

Además, acorde con el relato de Mónica, una de las empleadas del sitio la acompañó a la Cruz Verde, que fue al primer lugar al que acudió. Ahí intentó huir, posiblemente por ser una de las agresoras de su hija.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ) fue notificada del hecho y comenzó la investigación sobre lo ocurrido. Los responsables podrían ser acusados de tortura, debido a las heridas que infligieron la niña de once años, quien fue ingresada al sitio el pasado 30 de junio a causa de ansiedad severa y ataques epilépticos.

La madre exigió castigo a los responsables, pues aseguró que no solo hubo un implicado sino que fueron varias las personas involucradas en el ataque ocurrido en Santa Isabel, Tonalá. Asimismo, el lugar podría ser inspeccionado no solo para esclarecer lo sucedido en este caso sino para identificar posibles agresiones a otras personas.

Otro hecho ocurrido en Jalisco, que causó indignación, fue el de la agresión a Luz Raquel, una mujer que fue quemada viva (Foto: Tw/@SonitaR_)

Caso Luz Raquel Padilla

Cabe recordar que recientemente hubo otra indignante agresión en Jalisco: a Luz Raquel Padilla la quemaron viva. A la mujer, quien tenía 35 años de edad y era madre de un niño con autismo, le rociaron alcohol y le prendieron fuego.

Su vecino Sergio Ismael “N” es el principal sospechoso del terrible ataque por el que perdió la vida. El hombre la había amenazado anteriormente, presuntamente porque le molestaba el ruido generado por el menor autista.

El vecino de Luz Raquel es el principal sospechoso del ataque con fuego (Foto: Tw/@GutirrezPadilla)

Asimismo, la atacó anteriormente al rociarle cloro industrial. La agresión se suscitó después de un incidente en que ella mojó accidentalmente a su perro.

La indignación por el brutal hecho ha ido en aumento, pues una de las líneas de investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Jalisco es la del autoataque. Pese a los antecedentes y a que existen indicios de que Sergio estuvo en el lugar donde ocurrió la agresión, la fiscalía señaló a la víctima por haber comprado alcohol y un encendedor rojo previo al incidente que desencadenó su muerte.

Tomada De Infobae