Partido de Berlusconi pedirá retiro de cinta de Venecia

0
176

AGENCIAS

 

El partido Forza Italia de Silvio Berlusconi anunció ayer que recurrirá a la magistratura para pedir la confiscación y el retiro del filme «Belluscone”, presentado estos días en laMuestra de Cine de Venecia.

«Pediremos a la magistratura el retiro de Belluscone», anunció a los medios el senador de Forza Italia, Lucio Malan, bajo el argumento de que ofrece una imagen negativa del ex primer ministro italiano.

Dijo que «es necesario un acto de este tipo (la censura del filme) desde el momento en que va más allá de la crítica y de la sátira».

«Aquí no hay ninguna sátira, sino más bien un ataque a una persona, a una parte del país, a un movimiento político por lo que creo que es necesario reaccionar en defensa de la dignidad de nuestro país, de nuestros electores, además de la persona de Silvio Berlusconi», añadió.

Insistió en que desde hace tres años Berlusconi ya no está al frente del gobierno italiano por lo que «es necesario hablar de otra cosa».

También la eurodiputada de Forza Italia, Lara Comi, pidió censurar el filme, dirigido por Franco Maresco.

«La cinta debe ser boicoteada para detener el negocio de filmes y libros que enlodan a Berlusconi», declaró.

«Belluscone, una historia siciliana» fue presentado dentro de la sección de concurso «Horizontes», de la Muestra de Venecia.

La película inicia como un documental sobre la relación de Berlusconi con Cosa Nostra, la mafia siciliana, para después pasar a contar las desaventuras del empresario palermitano de espectáculos, Ciccio Mira, un seguidor del ex primer ministro y nostálgico de «la mafia de antes» .

Incluye los testimonios más diversos, desde «fans» del ex jefe de gobierno, hasta de sus más acérrimos críticos o de ciudadanos comunes a través de un estilo sarcástico e inteligente que le valió los aplausos de la crítica.

La cinta cuenta además la historia de tres fracasos: el político y humano de Berlusconi; el del empresario Mira y el artístico del director Franco Maresca, que comprende la inutilidad de luchar contra los «molinos de viento» de una política que se identifica con el ex Cavaliere.