Ordena el TAS a Tiburones pagar un mdd a César Valoyes

0
522
  • La Federación Mexicana de Fútbol trató de intervenir a favor del club veracruzano al establecer que aquel Veracruz que tuvo la demanda ya no «existía», pues había sido desafiliado del organismo.

 

POR ALEJANDRO AGUIRRE/EL PUERTO

 

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) falló a favor del club colombiano Independiente de Santa Fe y condenó a los Tiburones Rojos de Veracruz al pago de un millón de dólares por la transferencia del futbolista César Valoyes, que el equipo veracruzano no liquidó y  que derivó esta demanda que ha sido resuelta en contra del actual propietario del club Fidel Kuri Grajales.

El conflicto se originó en 2009 cuando el equipo era piedad del gobierno del estado de Veracruz por la compra del atacante cafetero, que ahora es una derrota en tribunales internacionales que obliga a pagar a la actual administración del equipo veracruzano, cuando la razón social «nada» tiene que ver con dicho conflicto, para que se sentencie en su contra en dicho tribunal, que tiene sede en Lausana, Suiza.

En este veredicto, que es histórico para el futbol mexicano, el TAS desestimó la apelación del ex diputado federal Fidel Kuri Grajales en el sentido de que el conjunto del puerto, sobre todo él no aceptaban pagar «un centavo» de un adeudo que no contrajeron en su administración; sin embargo, tanto la FIFA, como el TAS emitieron el laudo en contra de Tiburones Rojos, quienes deberán desembolsar dicha cantidad con un plazo no mayor de 30 días.

En mayo pasado, Fidel Kuri declaró a medios locales que no desembolsaría «un centavo que no me toque a mí», al esgrimir que los adeudos no tienen nada que ver con Promotora Deportiva Valle de Orizaba y sí con administraciones anteriores, como representaciones SOHA del cual es o era dueño Mohamed Morales, quien fue desafiliado en su momento por la FMF por adeudos con sus jugadores o Adelante Tiburones, representada por Rolando Reyes Kuri.

Para el TAS, el que debe pagar es Fidel Kuri Grajales, debido a que el actual propietario del Veracruz usufructúa el nombre y logotipo de los Tiburones Rojos, entonces es responsable de la demanda, situación por la que, no obstante que no contrajo la deuda, fue sentenciado a pagar, por parte de la FIFA, que en caso de no hacerlo generaría una multa al equipo, la pérdida de puntos o incluso la desafiliación del futbol mexicano, esto ha en un caso extremo.