Las mujeres desafían al régimen teocrático de Irán: protestan contra el uso obligatorio del velo islámico

0
22

En pleno “Día Nacional del Hiyab”, las activistas instaron a quitarse esas prendas desafiando el estricto código de vestimenta del régimen persa

Las activistas iraníes de los derechos humanos han instado a las mujeres a quitarse el velo públicamente este martes durante el “Día Nacional del Hiyab y la Castidad”, arriesgándose a ser arrestadas por desafiar el código de vestimenta islámico mientras los gobernantes de línea dura del país toman medidas contra el “comportamiento inmoral”.

Según la ley islámica iraní, impuesta tras la revolución de 1979, las mujeres están obligadas a cubrirse el pelo y llevar ropa larga y holgada para disimular su figura. Las infractoras se enfrentan a reprimendas públicas, multas o detenciones.

Pero décadas después de la revolución, los gobernantes clericales siguen luchando por hacer cumplir la ley, y muchas mujeres de todas las edades y procedencias llevan abrigos ajustados hasta el muslo y pañuelos de colores brillantes echados hacia atrás para dejar al descubierto mucho pelo.

Críticos y activistas consideran que el aumento de los esfuerzos del poder para imponer el cumplimiento del hiyab forma parte de una represión más amplia de la disidencia, en medio del creciente resentimiento por las dificultades económicas en el país y la creciente presión de Occidente sobre Irán por su controvertido programa nuclear.

Mientras el Estado organiza ceremonias en todo el país para celebrar el “Día Nacional del Hijab y la Castidad”, los activistas de los derechos humanos han criticado la medida y han pedido a las mujeres que se quiten el velo.

“El Día Nacional del Hiyab y la Castidad es sólo una excusa para atacar a las mujeres y lanzar una nueva ola de represión contra el pueblo iraní y, en particular, contra las mujeres”, afirmaron el lunes en una declaración conjunta decenas de destacados activistas de los derechos de la mujer.

En una muestra de desobediencia civil, el hashtag #No2Hijab ha sido ampliamente difundido en las redes sociales durante días por iraníes fuera y dentro del país.

Los vídeos de mujeres quitándose el hiyab mientras caminan por las calles o resistiendo a la policía de la moral han inundado las redes sociales. Reuters no pudo verificar la autenticidad de los vídeos.

“Debería tener derecho a decidir qué quiero llevar y no ser encarcelada por mi elección. #No2Hijab”, tuiteó una usuaria.

Por su parte, algunas mujeres que llevan voluntariamente un velo y los hombres también se han unido a la campaña. “No tengo velo que quitarme. Pero saldré a la calle para apoyar y defender a las mujeres y niñas de mi tierra. #No2Hijab”, tuiteó @mashmolak.

Protesta de mujeres en 2018 (Foto: Amnistía Internacional)

La Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán (ICHRI), con sede en Nueva York, dijo el lunes que había “serias preocupaciones por más violencia potencial y detenciones el 12 de julio”.

La agencia de noticias semioficial iraní Fars dijo que varias personas fueron detenidas el lunes.

La campaña #No2Hijab se solapó con meses de protestas de profesores, jubilados, obreros y empleados del gobierno por los salarios impagados, las bajas pensiones y los precios desorbitados de los alimentos que han dañado la legitimidad del establishment con los manifestantes que piden un cambio político.

“Esto es como echar leña al fuego. La gente ya está enfadada por la alta inflación y la subida de precios. Están muy frustrados”, dijo un ex funcionario del gobierno iraní. “La coacción nunca ha funcionado”.

Las oleadas de protestas por el hiyab han golpeado al establishment clerical en los últimos años. En 2014, la activista de derechos Masih Alinejad inició una campaña en Facebook “Mi libertad sigilosa”, en la que compartía fotos de mujeres iraníes sin velo que le enviaban.

Le siguió una campaña en 2017 para que las mujeres llevaran pañuelos blancos los miércoles y las protestas por el hiyab en 2018, cuando las mujeres salieron a la calle con sus velos en alto. Decenas de mujeres han sido encarceladas en Irán por su activismo contra el velo forzado, según grupos de derechos.

“El establishment teme una revolución de las mujeres que ya ha comenzado hoy”, dijo Alinejad.

Tomada De Infobae