16.8 C
Xalapa

La alianza es válida en aras de defendernos del autoritarismo: Américo Zúñiga

El exalcalde de Xalapa y exlíder estatal del PRI, Américo Zúñiga Martínez lleva una semana pidiendo el voto para ahora ser legislador federal. Defiende que la alianza PRI-PAN-PRD es entendible, cuando se trata de defender las instituciones, el federalismo y programas que un “aspirante a dictador” -en clara alusión a Andrés Manuel López Obrador- pretende desaparecer de “un plumazo”.

Américo Zúñiga Martínez, de cuna priista insiste en defender la alianza con el Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática, expone que esta alianza pragmática es en aras de evitar el autoritarismo de Morena y las ocurrencias de un “aspirante a dictador”, en clara alusión al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. 

“Es una alianza que nace para equilibrar San Lázaro, pero también que puede permear en estados y en municipios, se me hace un plus; hoy el presidente tiene muchos partidos y con todos ellos quiere atentar contra todas las instituciones democráticas de este país, necesita un contrapeso”.

Zúñiga Martínez, exdiputado local, exlíder del PRI, exalcalde de Xalapa, exsecretario del Trabajo y Previsión Social ataja que la alianza “Va por México” y “Va por Veracruz” no fue concebida para “ganar por ganar”.

“Se trata de defender el Federalismo. Morena en su momento vendió una esperanza que se vio coronada, pero cuya esperanza jamás se vio reflejada en políticas públicas de beneficio social: Desaparecieron los Fideicomisos para el arte, la ciencia, el deporte, el apoyo a las amas de casa… todo eso fue borrado de un plumazo”.

Américo Zúñiga platica largo y tendido con Crónica de Xalapa, en un pedazo de sombra, en una contra esquina de la Facultad de Humanidades, el priista expone sus puntos de vistas, los cuales son interrumpidos constantemente por gente que va y lo saluda: “Soy xalapeño, ellos me conocen y yo conozco mi ciudad”, presume.

¿Dónde están los principales yerros del gobierno de la Cuarta Transformación?

.-Hoy vemos proyectos voraces, opacos, rapaces, como lo son, te los enumero, el Tren Maya, el Aeropuerto de Santa Lucía, la Refinería de Dos Bocas, vemos un despilfarro en medio de una crisis económica y una crisis sanitaria.

Foto: Noé Zavaleta

Américo Zúñiga acaba de concluir una semana de campaña, ya se reunió con locatarios, con empleados sindicalizados municipales que continúan afines al PRI, con actores panistas y perredistas, con deportistas, ya pateó un penal en un campo lleno de polvo y de hoyos, ya se sentó con periodistas de la vieja y nueva guardia, con jefes de manzana de colonias populares y también de colonias Fifi. Se le ve de buen ánimo, va por su tercera campaña electoral en Xalapa. 

“Hay una actitud autócrata de un aspirante a dictador, y cuyos subordinados su trabajo no se siente; te pongo un ejemplo, Xalapa hoy tiene un vacío de representatividad popular. Es para el análisis, que los contendientes temporales que tengo, van y piden el voto, pero se tienen que presentar, pese a que ya son diputados, por qué no los conocen”.

¿El pasado en el PRI no te pasará factura en la campaña, tus oponentes podrán decir que te fuiste a Puebla y regresaste solo a la campaña? 

.-Fui presidente del partido. Llevé el partido en la peor de las tormentas, jamás me he escondido, no he huido. Tuve una oportunidad laboral como delegado del PRI en puebla, di mi mejor esfuerzo para representar los intereses de mi partido, pero -insiste una y otra vez- jamás deje de vivir en Xalapa. 

Américo Zúñiga analiza los procesos democráticos del país y del mundo, señala que la coyuntura de amalgamar alianzas con partidos que en el pasado fueron contrincantes, obedece -justifica- a una política global. 

“El PRI ha aprendido de las circunstancias de este país, hemos sido parte de una política global. El PRI se ha ido adaptando, es una institución que ha apoyado la transformación del país, pero también las causas de la gente”.

Foto: Noé Zavaleta

Zúñiga empezó en el servicio público a los 26 años, cuando el entonces gobernador, Fidel Herrera Beltrán lo nombró secretario del Trabajo y Previsión Social, de ahí, brincaría a la diputación local y posteriormente sería alcalde de Xalapa en el periodo 2013-2017, estando, Javier Duarte de Ochoa como gobernador. 

Una vez que el PRI perdió la gubernatura, Américo Zúñiga fue nombrado en el 2018 presidente de ese instituto político en Veracruz, cuando el panista, Miguel Ángel Yunes aún era el gobernador del estado. A inicios del 2020, Zúñiga es nombrado Delegado del PRI en Puebla, y ahora regresa a Xalapa en busca de una curul en San Lázaro. 

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,659FansMe gusta
4,517SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA