Indigentes duermen en calles porque prefieren emborracharse: PC municipal

0
201

01 indigente

Se ha podido observar a varias personas que duermen afuera del edificio Nachita, del Pasaje Enríquez y en bajos de Palacio de Gobierno. El único refugio activado por parte del ayuntamiento de Xalapa se encuentra en la calle Heriberto Jara Corona número 44, de la colonia Constituyentes, y hasta el momento no alberga a nadie.

 

Personas con la ropa rota y sin zapatos pernocta en pleno centro de Xalapa a menos de diez grados centígrados; sin embargo, autoridades municipales desconocen el padrón de gente en esa situación y justifican que permanecen allí porque «prefieren emborracharse».

En entrevista para Crónica de Xalapa, el subdirector de Protección Civil (PC) del ayuntamiento de Xalapa, Silverio Ávila Contreras, señaló que esa gente se niega a ser trasladada al albergue temporal del ayuntamiento que permanece activado los 365 días.

«No quieren ir porque ellos están tomando, les gusta la convivencia con otras personas y con el alcohol, y eso no lo pueden hacer dentro del refugio temporal».

Se ha podido observar a varias personas que duermen afuera del edificio Nachita, del Pasaje Enríquez y en bajos de Palacio de Gobierno.

«Hemos estado viendo que sólo dos o tres gentes duermen allí, pero se van moviendo, no siempre duermen en el mismo lugar», expresó el funcionario municipal.

El único albergue se encuentra en la calle Heriberto Jara Corona número 44, de la colonia Constituyentes, donde no se ha albergado a nadie hasta el momento.

Sin embargo, el Subdirector de Protección Civil presume que hay saldo blanco y que no se ha registrado ninguna complicación por las bajas temperaturas, ocasionadas por el frente frío número 28.

«En Xalapa no hemos tenido ningún problema por los frentes fríos que han pasado, en virtud de que el alcalde Américo Zúñiga nos ha pedido que estemos al pendiente y que hagamos operativos diariamente».

Cuando las cuadrillas de PC municipal se topan con personas que duermen en la calle y ellas se niegan a ir al albergue, les entregan uno o dos cobertores para disminuir el riesgo.