El 90% de pacientes con lupus son mujeres; doña Carmen es una de ellas

0
35

 

El 10 de mayo se conmemora el Día de la Concientización para las personas con lupus, cuya enfermedad ha sido reconocida por la Asociación Médica Americana como un mal que incapacita. 

 

 

DAVID ARCOS

 

A Carmen Martínez Enríquez le diagnosticaron lupus hace cuatro años, una enfermedad que ataca a todos sus órganos, como el corazón, pulmones, cerebro, hígado, páncreas, intestinos y hasta la piel o las uñas.

 

La mujer tenía 51 años cuando los médicos le dieron esa noticia que nunca pensó recibir. Desde que tenía apenas una década de años, comenzó a sentir los síntomas.

 

Era tan pequeña como para presentar con frecuencia dolor articular, fiebre, infecciones en garganta u orinarías, llagas en la boca y la caída del cabello, sin ninguna razón.

 

“No es una enfermedad nueva, la mayoría de los síntomas y problemas emocionales asociados con el lupus no son de origen psicológico, pero el paciente con lupus puede somatizar el estrés, es decir, que aunque no sea una enfermedad psicológica, el factor psicológico, estrés, puede afectar, empeorando los síntomas y acercarme a la muerte, esto no es un desorden, todo está en mi mente”, indica.

 

El 10 de mayo se conmemora el Día de la Concientización para las personas con lupus, cuya enfermedad ha sido reconocida por la Asociación Médica Americana como un mal que incapacita.

 

“Es una enfermedad que puede evitar que yo realice las actividades cotidianas más simples, por ejemplo, trabajar de tiempo completo, hay días que sí puedo trabajar bien todo el día, pero al otro día ya no me puedo levantar, tengo dolores, el eritema en la cara”, agrega.

Doña Carmen recuerda que el lupus también afecta de manera considerable a los riñones y muchos pacientes llegan a las listas médicas en espera de un trasplante.

 

Cuando la mujer empezaba a tener síntomas agudos, los médicos tardaron dos meses en brindarle el diagnóstico médico real.

 

“Lo que corresponde a enfermeras, médicos y reumatología, me han tocado buenos médicos, de ahí sí no me puedo quejar. Aunque hay casos en que tardan más tiempo en poderle dar un diagnóstico porque la situación puede ser más complicada”, refiere.

 

FALTA DE MEDICAMENTOS 

 

Uno de los principales obstáculos a los que se ha enfrentado por la enfermedad, ha sido la falta de medicamentos en los servicios de salud pública.

 

Martínez Enríquez ha tenido que destinar de sus recursos económicos para la compra de las medicinas que le ayudan a contrarrestar los síntomas mencionados.

 

Incluso, ha llegado a gastar más de 15 mil pesos mensuales. En las grandes ciudades hay un mayor abasto de medicamentos; sin embargo, en las localidades es más común el problema.

“Hay localidades donde sí faltan los medicamentos, por ejemplo, en la zona sur o la zona norte, luego no hay medicamentos y toca comprarlos, es por eso que nos gustaría que las autoridades competentes en el ramo de la salud estén enteradas”, enfatiza.

 

En el Día Mundial del Lupus se hace saber a los pacientes que no están solos, que son muchos, que hay niños, mujeres y hombres; todos con la misma enfermedad, pero reflejada de distinta forma.

 

“Día a día vamos aprendiendo a vivir con esta enfermedad, pues no están solos”, insiste la mujer.

 

COMPLICADO DIAGNÓSTICO: MÉDICOS

 

De acuerdo con médicos especialistas, el lupus es una enfermedad que se presenta cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca tus propios tejidos y órganos (enfermedad autoinmunitaria).

 

La inflamación que causa el lupus puede afectar distintos sistemas y órganos del cuerpo, incluso, las articulaciones, la piel, los riñones, las células sanguíneas, el cerebro, el corazón y los pulmones. Tal y como doña Carmen lo describe.

 

“El lupus puede ser difícil de diagnosticar porque sus signos y síntomas generalmente son similares a los de otras enfermedades. El signo más distintivo del lupus es una erupción cutánea en el rostro que se asemeja a las alas abiertas de una mariposa en ambas mejillas y se presenta en muchos casos de lupus, pero no en todos”, se lee en un informe sobre esta enfermedad.

 

Los galenos también indican que algunas personas nacen con una tendencia a padecer lupus, la cual puede desencadenarse por infecciones, ciertos medicamentos o incluso la luz del sol.

 

“Si bien no existe una cura para el lupus, los tratamientos pueden ayudar a controlar los síntomas”, comentan.

 

AFECTA A MUJERES 

 

Se estima que nueve de cada diez personas con lupus son mujeres, como es el caso de Carmen Martínez Enríquez.

 

La mujer tiene dos hijos, de 32 y 34 años. Además tiene dos nietos, uno de seis y otro de ocho años.

 

“Por el momento no laboro. Solo me dedico a cuidar a mi nieto”, cuenta la señora Carmen, nacida en Villa la Venta, estado de Tabasco, quien radica en Xalapa.

Los médicos insisten en que nadie sabe qué causa el lupus, pero ésta y otras enfermedades autoinmunes son hereditarias.

 

Los expertos también creen que puede desarrollarse en respuesta a ciertas hormonas (como el estrógeno) o desencadenantes ambientales, es decir, algo fuera del cuerpo que puede provocar síntomas de lupus o empeorarlos.

 

Carmen Martínez vivió muchos años en Coatzacoalcos, donde era jefa de familia, pues se separó desde hace tiempo de su esposo.

 

Ella era costurera y con su actividad sacó adelante a sus hijos, pero ahora ya no puede laborar por la enfermedad.