Descortesía política de Peña Nieto a Veracruz

0
223

LUIS VELÁZQUEZ

 

•Una girita a Coatepec de menos de tres horas y con el rostro fruncido, la cara dura 

•El góber, enviado a la parte trasera de la camioneta oficial 

•Lejos del presidente en el presídium 

•El discurso de Peña Nieto y el discurso de Javier Duarte 

 

El presidente Enrique Peña Nieto estuvo en Coatepec el 5 de agosto para inaugurar el libramiento de apenas, apenitas, apenititas 3.5 kilómetros. Fue la primera obra oficial del gobierno de Veracruz.

En una de las fotos, Peña Nieto conduce una camioneta llevando como copiloto a una estrella del automovilismo, mientras en la parte trasera aparece el gobernador.

En una foto de la ceremonia, el góber aparece lejos del presidente.

Incluso, mientras en la prensa defeña la presidencia de la república manejó la información sobre el discurso de Peña Nieto y la señora que hablara en nombre de los vecinos, la prensa local se centró en el discurso del gobernador, lo que significa dos maneras de observar el mundo y el mismo hecho.

Así, cada actor social, contribuyente, ciudadano interesado en la tarea pública ha dado una interpretación. En la mirada del politólogo Carlos Ronzón Verónica es así:

1)En cada gira presidencial en el interior de la república, la cortesía política significa que Peña Nieto otorga un espacio, a su lado, al gobernador de cada entidad federativa. Incluso, mientras su periplo sólo significó menos de tres horas, en algunos estados suele demorar más tiempo, se queda a comer y hasta chacotea con el góber, como por ejemplo, con Manuel Velasco Coello, de Chiapas, su cuate. En contraparte, la actitud de Peña Nieto con el góber jarocho fue diferente. Lejos.

2)Fue manifiesto y notario el semblante serio y hasta duro, incómodo, del presidente. Faltaría seguir la pista para ver si así ya venía del Distrito Federal. Y/o en todo caso respondió a un hecho concreto y específico, como por ejemplo, la carpeta de hechos en Veracruz, a partir de lo siguiente: los desaparecidos, los secuestros, los migrantes, la inseguridad, la deuda pública, la cero obra pública, la retención de las participaciones federales, etcétera.

3)Mientras otros discursos fueron serenos y reflexivos, apegados al suceso fundamental, el discurso del gobernador fue, digamos, apasionado alrededor del presidente de la república, “tirándose al piso” y lo que se considera innecesario. Además, el halago y el incienso y el chocholeo forman parte del discurso en el siglo pasado.

4)El enojo y el hartazgo social existente de norte a sur de Veracruz con el personal estilo de gobernar y ejercer el poder y que habría llegado a Los Pinos. Además, sin un liderazgo social fuerte y sólido que encabece el jefe del Poder Ejecutivo.

 

LOS ÚNICOS FELICES ES LA ELITE POLÍTICA

 

5)En ningún momento hacer política es regalar despensas alimenticias ni educativas. Tampoco pronunciar discursos fogosos. Ni menos la promesa incumplida. Así, el presidente está informado del estado de cosas que guarda la administración pública.

6)En política cuenta la percepción sembrada en la ciudadanía, en la gente asistente al evento, en el manejo de los medios. Y, bueno, el trato del presidente al gobernador dejó dudas y sospechas, como si de plano lo quisiera mantener lejos de su sombra bienhechora.

7)El presidente, cierto, ha estado en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río en unas ocho ocasiones; pero siempre ha sido para conmemorar un festejo patrio, histórico. Su breve periplo en Coatepec fue la primera, digamos, gira oficial. Pero el saldo es poco optimista. Por ejemplo, 48 horas después de inaugurar el libramiento de Coatepec aún seguía cerrado.

8)Resulta lógico y natural: mientras unos actores sociales y políticos, ciudadanos, sintieron una lejanía del presidente con el góber, el gabinete legal del gobierno de Veracruz asegura que les fue a todo dar. Con todo y que varios secretarios estaban de vacaciones, incluso, fuera del país, y ni hablar, fueron regresados para formar parte del coro.

9)El más feliz, claro, el góber. Y más, cuando Peña Nieto anunció que regresará en 30 días para inaugurar la autopista Tuxpan-México, que pasa por otras entidades federativas, anunciada desde el sexenio de Miguel de la Madrid, ene número de veces diferida. Sin embargo, el mismo destino parece tendrá la autopista Tuxpan-Tampico, cuya primera piedra fuera puesta el primero de diciembre de 2010 hacia las 2 de la tarde como la primera acción del sexenio próspero y que ahora se afirma será terminada hasta el año 2018, es decir, dos años después del duartismo.

10)Peña Nieto estuvo en Veracruz. Pero, al mismo tiempo, la desigualdad social, económica, laboral, educativa, de salud y de seguridad predomina de norte a sur de Veracruz. Por ejemplo, los 800 mil indígenas ningún beneficio han recibido con sus nueve visitas. Tampoco ha disminuido la migración a Estados Unidos. Tampoco la seguridad en la vida cotidiana. Etcétera.

11)La, digamos, fiesta patriótica y/o patriotera que significa cada visita presidencial sólo es para la elite en el poder. Es decir, para los jefes del gabinete estatal y, acaso, uno que otro alcalde en la jurisdicción donde aterrice. Y también para las barbies políticas que como loquitas salen corriendo a la caza de tomarse una foto con “el preciso”. Pero con todo y su visita, la vida diaria sigue como una pesadilla, no obstante el pago de 7 millones de pesos mensuales de la Secretaría de Finanzas y Planeación a los marinos por el programa llamado Veracruz seguro.