¿Cuántos hermanos Arellano Félix eran y qué papel tenía cada uno en el Cártel de Tijuana?

0
110

Uno de ellos era médico cirujano y se dedicaba a las operaciones pero de lavado de dinero

Los hermanos Arellano Félix tenían una reputación de respeto basado en el miedo por las violentas formas en que operaban, en especial Ramón Arellano, el famoso narco junior que mataba a quien lo interrumpiera hasta cuando tomaba una cerveza.

Su fama se precedía del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo perpetrado en mayo de 1993, aunque su objetivo era “El Chapo” Guzmán; sin embargo, la historia del Cártel que fue considerado como uno de los más poderosos en la década de 1990 por su localización estratégica como ciudad fronteriza con Estados Unidos, comenzó desde 1985.

Tras el arresto de Rafael Caro Quintero tras torturar y asesinar al agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena, José Esparragoza Moreno a.k.a “El Azul” dividió a la “Organización” y de ello surgieron varios cárteles entre ellos el de Tijuana al mando de los Arellano Félix y de “El último caballero del narco”, Jesús “Chuy” Labra. 

El modo de vida de los sobrinos del “Jefe de jefes”, Miguel Ángel Félix Gallardo, nunca pasó desapercibido. Las fiestas opulentas que organizaban llenas de drogas, alcohol y mujeres, fue parte del modus vivendi de los hermanos que vivían sus mejores años al tener casi en exclusiva la distribución de cocaína y marihuana que era traída de Colombia hacia Estados Unidos.

¿Quiénes son todos los hermanos Arellano Félix?

Rafael Arellano Félix fue el mayor de los hermanos capos y fue detenido en 1993 en Tijuana extraditado a Estados Unidos en 2006. Pasarían dos años para que recuperara su libertad, pero fue asesinado durante una reunión familiar cuando tenía 63 años de edad.

Ramón Arellano Félix fue el líder de la familia y quizás el más violento de todos los hermanos. Durante su gestión al frente del Cártel de Tijuana hasta 2002, al narco se le atribuyen miles de asesinatos. En 1997, el capo fue uno de los criminales más buscados por la justicia de Estados Unidos. Ramón fue asesinado en pleno carnaval de Mazatlán.

Francisco Javier Arellano Félix fue conocido como “El Tigrillo” y asumió el control del Cártel de Tijuana tras el homicidio de Ramón. Sin embargo, poco tiempo después fue capturado por la guardia costera de Estados Unidos cuando estaba de pesca y estaba a bordo de un yate a 25 kilómetros de Baja California. 

En 2002, el mismo año de la muerte de Ramón, Benjamín Arellano Félix fue arrestado en Puebla. Su participación en el Cártel de Tijuana era el de importar y distribuir droga en Tijuana y Mexicali, además de que era el encargado de sobornar y patrullar zonas controladas, además de ser un sicario más de la organización.

Eduardo Arellano “El Doctor” fue el último de los hermanos Arellano Félix en ser extraditado durante el sexenio de Felipe Calderón. En 2013 fue sentenciado a purgar una condena de 15 años en prisión. Hace unos meses, la Fiscalía en el Estado de México emitió una orden de auto de formal prisión en contra de «El Doctor» por lo delitos de delincuencia organizada. El acusado fue detenido el 23 de agosto de 2021 en el Puente Internacional Brownsville-Matamoros, por elementos de la Policía Federal Ministerial.

Carlos Alberto Arellano con profesión como médico cirujano es quien se encargaba del lavado del dinero del Cártel de Tijuana, lo hacia desde clubes nocturnos, constructoras, inmobiliarias y más.

Al quedar todos los hombres Arellano arrestados o asesinados, Enedina Arellano Félix «La Narcomami» tomó las riendas del Cártel aunque hoy en día no goza de sus años más redituables. Enedina supo aprovechar los estudios que tenía en Contaduría para lavar dinero y ocultar su rastro de las autoridades que la buscaban (y buscan, pues actualmente es prófuga de la justicia). En un inicio echó mano de su sobrino Luis Fernando Sánchez para seguir operando, pero tuvo que quedarse a cargo completamente cuando éste fue detenido en 2014.

Nota Tomada De El Heraldo De Mexico.