17.1 C
Xalapa

Contracrónica

*“Las golondrinas” a Marlón, Joaquín y Sergio 

*La desesperación de Exhome 

*¿40 mil votos, te parecen pocos votos?

*Morenista gana sin hacer campaña

“Haiga sido como haiga sido” -como decía el expresidente etílico, Felipe Calderón- pero Joaquín Guzmán, Marlón Ramírez y Sergio Cadena tuvieron sendos descalabros en el proceso electoral que concluyó el domingo pasado. Perdieron más de dos tercios de las 212 alcaldías, más de 40 diputaciones entre locales y federales. Cederán la mitad de las regidurías.

Así que por honor, por vergüenza política, por decoro y protocolo, pero Joaquín, Marlón y Sergio tendrán que entregar su renuncia en los comités del PAN, PRI y PRD. Que sí fue una elección de estado, que sí hubo una plaga de irregularidades, que si hubo voto del miedo, seguramente sí, el propio Ramírez como Secretario de Gobierno de Duarte y el propio Guzmán como operador político en el bienio de Yunes saben mucho de eso. 

Así que ahora, no podrán llorar en la prensa, lo que no pudieron defender en las urnas. 

El barco de la coalición “Va por Veracruz” se ha hundido, pese a la alta expectativa levantada, y como en el Titanic cuando se estrelló contra el Iceberg, los violines ya han empezado a tocar la última sinfonía, mientras el barco de Guzmán, Ramírez y Cadena ha comenzado a hundirse. 

La desesperación de Exsome 

Y hablando de hundimientos, el exgobernador de Veracruz y filosofo de Nopaltepec, Fidel Herrera Beltrán solía decir que en política: “Hay tiempos de sumar, sumarse y sumirse”. Hay un expriista en Morena que no ha logrado entender, ni cavilar que se quedó cerca de llegar al Ayuntamiento más antiguo de América; pero que hay una diferencia abismal entre me quede cerca y lo logre. 

En la democracia, se gana y se pierde por un voto, y aquí, la candidata de PAN-PRI-PRD, Patricia “Juanita” Lobeira de Yunes contra todas las adversidades, luchando contra viento y marea, con dos candidatos a diputados perdedores, Francisco Gutiérrez de Velasco y Carolina Gudiño, pero logró sacar la elección, no con los diez puntos porcentuales que vanaglorio, pero si con más-menos, tres mil votos. Cantidad suficiente para no llegar al desgastante menos 1%, que obligaría a las autoridades electorales a abrir todos los paquetes electorales y contar y computar voto por voto, casilla por casilla.

De aquí y en las próximas semanas, el empresario constructor, el examigo de Javier Duarte, el hoy morenista de cepa, podrá seguir agitando las aguas en el OPLE municipal y estatal, venir a “tirar lumbre” a Xalapa, mandar a traer de sus vacaciones a las candidatas de Morena que no obtuvieron el triunfo el domingo pasado, pero ya los resultados hablan por si solo. En la zona conurbada, sólo los expriistas, Fernando Arteaga y Rosa María Hernández obtuvieron el triunfo en las urnas. 

¿40 mil votos te parecen pocos?

El Secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos caminaba sobrado por los pasillos de RTV el miércoles pasado, sonrisa abierta a 180 grados, los resultados electorales del domingo anterior lo traían a flor de piel, matemáticamente traía la radiografía de diversos distritos y municipios donde Morena se alzó con el triunfo. 

Acompañado del director del canal, Víctor Cisneros -de apellidos iguales, más no parientes-, le hacía hincapié que en Xalapa, con Ricardo Ahued y en Cosamaloapan con las diputaciones se obtuvieron las mayores distancias entre el primer lugar y el más cercano competidor. 

¿Creo que sacaron más de 40 mil votos?, le cuestioné. Cisneros solo sonrió: “Fueron más, pero 40 mil votos, ¿te parecen pocos?

Algo que se guardó el encargado de la gobernabilidad, fue que en dicho distrito, el gran damnificado del tsunami morenista, fue el grupo político del panista y Secretario General del PAN, Tito Delfín Cano.

El exalcalde de Jose Azueta y de Tierra Blanca, así como exdiputado local una y otra vez desde hace tres lustros vio caer su reinado blanquiazul en el corredor panista de la Cuenca del Papaloapan. 

Delfín no solo perdió Tierra Blanca y Azueta, también cayó su gente en Tres Valles y en municipios aledaños, razón por la que Tito perdió al exterior, pero también al interior de Acción Nacional, donde difícilmente le volverían a ratificar el alto cargo en la dirigencia estatal.

Una victoria aún convaleciente 

Los que dudaban que la marca Morena podía seguir dándole dividendos al partido creado por el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador se han dado de topes en la pared.

Y es que hay un caso que nos cuentan que se presentó en la zona norte de la entidad que ejemplifica como la gente vota por el Movimiento de Regeneración Nacional casi con “los ojos cerrados”.

Al menos así lo comprobó Bertha Espinoza Segura quien buscó su reelección como legisladora federal por el distrito de Tuxpan y el domingopasado lo logró desde la comodidad de su casa.

Y es que pocos saben qué 45 de los 60 días que duró la campaña se la pasó convaleciente por una intervención quirúrgica a la que se sometió en ese lapso y pues eso le impidió recorrer la demarcación para pedir el voto, pero eso no importó porque le hicieron el favor los electores al sufragar el ya trillado, pero popular tres de tres de Morena.

Las ideas y opiniones expresadas por el autor de ésta columna periodística, no reflejan necesariamente el punto de vista de Crónica de Xalapa ©️

NOTAS RELACIONADAS

Redes Sociales

126,541FansMe gusta
4,859SeguidoresSeguir
1,349suscriptoresSuscribirte

EDICIÓN IMPRESA

DE ÚLTIMA HORA