Bermúdez “se quedó mudo” para hablar de seguridad

0
182

POR FADIA MORENO

 

En medio de un aparatoso operativo de seguridad, sin perros, alarmas o candados, pero sí con patrullas ubicadas estratégicamente y rodeado de numerosos guardaespaldas, policías y trabajadores de Seguridad Publica, el secretario Arturo Bermúdez Zurita, llegó a la guardia de honor de la SSP ante el monumento a Miguel Hidalgo y Costilla, donde advirtió que de ahora en adelante toda la información relativa a la seguridad pública será proporcionada por medio de la Coordinación de Comunicación Social del Estado.

«Les ruego que referente a cualquier otro tema lo pueden ver y podemos comunicar a través de la Comunicación Social del propio Gobierno del Estado por ser así la nueva ley, dirigiéndonos y encaminándonos hacia el nuevo Sistema de Justicia Penal, todas las investigaciones y opiniones tendrán que ser de manera oficial a través de la Coordinación de Comunicación Social del Gobierno del Estado».

Luego de que declara que si la ciudadanía “se sentía insegura comprará un perro, invirtiera en un candado o instalará alarmas que ahora son muy baratas”, Bermúdez Zurita, no quiso hablar de las fosas clandestinas, el secuestro de la niña Karime en Coatzacoalcos y de sucesos que se dieron en menos de 48 horas, como el desmantelamiento del narco rancho en el cual estaban involucrados elementos se la SSP, el asesinato del abogado Cipriano Puertas en Minatitlán y la balacera en casa del periodista Ignacio Domínguez, además que un par de horas después del evento, se registraron balaceras en Xalapa.

Agregó que alrededor de mil 500 elementos integrarán la nueva policía  acreditable, capacitados por la Sedena y la Marina, de manera que sea una “policía eficiente”.

Bermúdez Zurita que pretendía escapar de la prensa una vez terminando la firma del documento, se vio sorprendido cuando a media firma los reporteros se acercaron para requerirle información en torno a su responsabilidad, sin embargo el cuerpo de seguridad del funcionario lo saco prácticamente en vilo, haciendo de lado a los reporteros.