Autoridades investigan nuevo derrame de petróleo en Perú por Repsol; empresa niega los hechos

0
70

Las autoridades peruanas registraron el vertimiento de un volumen de crudo estimado en 8 barriles, el cual fue controlado. El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) inició la supervisión ambiental para verificar la responsabilidad de los hechos y el impacto generado. Este es el segundo derrame registrado en el mes.

Autoridades ambientales en Perú investigan un posible nuevo derrame de petróleo de la firma española Repsol, informó este miércoles el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA). Este es el segundo ocurrido en lo que va del año.

“Ante el reporte de un nuevo derrame en el Terminal Multiboyas N° 2 de Refinería La Pampilla S.A.A. de Repsol, el OEFA inició un proceso de supervisión coordinando con Osinergmin la atención de dicho evento”, recalcó el organismo en un comunicado.

El pasado lunes, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP), a través de un monitoreo realizado con drone, registró la presencia de manchas de petróleo en el ámbito marino de Punta Salinas de la Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras, frente a las costas de la provincia de Huaura.

Por su parte, la Dirección General de Capitanías y Guardacostas(DICAPI) reportó que, durante uno de los vuelos de inspección “para monitorear la zona afectada por el derrame de hidrocarburos de La Pampilla, se logró apreciar una mancha oleosa en inmediaciones del Terminal Multiboyas N° 2 de dicha refinería”.

La Autoridad Marítima Nacional detalló que, tras consultar a Repsol, la empresa afirmó que dicha mancha “se trataría de residuos oleosos del mismo hidrocarburo, el cual se habría filtrado a pesar de haberse realizado los trabajos para retirar el crudo

El hecho se habría producido el martes, cuando la Refinería La Pampilla de Repsol retiraba equipos de recepción y despacho de petróleo, para permitir investigar las causas del derrame del 15 de enero tras fuertes oleajes por la erupción de un volcán a miles de kilómetros en el Océano Pacífico, dijo el OEFA.

Tras la erupción del volcán submarino en Tonga el 15 de enero, un derrame de petróleo provocado por oleajes se extendió a varias playas del norte de Lima. La Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Lima Noroeste, en Perú, abrió una investigación por el presunto delito de contaminación ambiental contra los representantes legales y funcionarios de la Refinería La Pampilla S. A., administrada por el Grupo Repsol del Perú.

El Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), detalló que el segundo derrame se habría producido el 25 de enero.

Osinergmin supervisa el retiro de crudo remanente en los ductos tras el primer derrame, y que este hidrocarburo sea dispuesto de manera segura en la refinería por parte de la empresa Repsol. Hasta el momento se ha extraído un aproximado de 14 mil 400 barriles.

Mientras se realizaban trabajos previos al retiro del PLEM (Pipeline End Manifolds), la entidad registró el vertimiento de un volumen de crudo estimado en 8 barriles el cual fue controlado por las barreras de contención, elementos absorbentes y skimmer que ya se encontraban dispuestos en la zona como medida de seguridad.

El PLEM es un equipo de colección y distribución submarina que permiten el paso de los hidrocarburos para la recepción o despacho. Estees necesario para determinar la causa del derramedel 15 de enero.

Osinergmin verificó que el segundo derrame de este miércoles estaba controlado.

Ante el segundo derrame reportado este miércoles, el OEFA inició la supervisión ambiental para verificar la responsabilidad de los hechos, el impacto generado y la implementación del Plan de Contingencia por parte de la empresa.

La entidad no precisó la cantidad de crudo derramado. En el primer evento el vertimiento fue de 6 mil barriles, según informó el Gobierno de Perú citando información de Repsol.

El personal de la Capitanía de Puerto del Callao se encuentra verificando la magnitud del evento y levantando el acta de constatación correspondiente, a fin de activar el Plan Local de Contingencia para la supervisión de los trabajos de mitigación en el citado terminal, a cargo de la empresa Repsol.

En contraste, la compañía Repsol negó la existencia de un segundo derrame de hidrocarburos y aseguró que la información que circula es falsa.

El pasado 22 de enero, el gobierno de Perú declaró emergencia ambiental durante 90 días en la zona afectada por el derrame de petróleo de la empresa Repsol ocurrido el 15 de enero.

Tomada De Aristegui.