Ana Carolina Sepúlveda, primera directora de la Facultad de Medicina de la UNAM

0
40

Ana Carolina Sepúlveda Vildósola será la primera universitaria en encabezar la entidad académica de mayor tradición en la enseñanza de medicina en el país.

La noche de ayer, luego de realizar una deliberación tras haber entrevistado a los tres candidatos, la Junta de Gobierno designó a Sepúlveda Vildósola como la nueva directora, en sustitución de Germán Fajardo Dolci.

Ana Carolina Sepúlveda es médica cirujana por la UNAM con especialidad en pediatría y doctora en Ciencias. Cuenta con 21 años de experiencia en cargos directivos relacionados con educación e investigación. Fue jefa de Educación e investigación médica, jefa de División de Educación en Salud y directora de Educación e Investigación en Salud en la Unidad Médica de Alta Especialidad del Hospital de Pediatría de Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Desde 2005 ha sido profesora adjunta de la especialidad de pediatría de la UNAM con sede en el IMSS, y profesora tutora a nivel de maestría y doctorado en la UNAM.

En toda su historia, la Facultad de Medicina, semillero de los tres médicos rectores que dirigieron a la UNAM entre 1999 y 2023: Juan Ramón de la Fuente, José Narro y Enrique Graue, sólo ha sido dirigida por hombres. De 1910 a la fecha han pasado 37 universitarios por el cargo. Ana Carolina Sepúlveda quien será la directora número 38 rendirá protesta el próximo lunes.

En una conversación con Excélsior publicada el jueves pasado, Ana Carolina Sepúlveda dijo estar convencida de que la Facultad de Medicina se encuentra lista para tener un liderazgo femenino caracterizado por ser más horizontal, de mayor escucha activa y mayor diálogo.

La pediatra, quien tiene claro que la Facultad requiere alguien que no sólo la administre sino que pueda abrir nuevos horizontes, se declaró lista para atender los desafíos que enfrenta la entidad académica, gracias a su experiencia en la alta dirección, la planeación de políticas públicas en salud, en educación y en investigación.

Entre sus propuestas, destaca el crecimiento de la infraestructura de la Facultad a través de un anexo, para dar cabida a los alumnos que recibe no sólo de la carrera de Medicina, sino también de Fisioterapia, Neurociencias, Ciencia de la Nutrición Humana, Investigación Biomédica Básica y médicos con doctorado mediante el Plan de Estudios Combinados en Medicina

También, la necesidad de buscar escenarios clínicos innovadores para que los alumnos puedan aprender y obtener las competencias requeridas sin tener que depender necesariamente de instituciones de salud en donde cada vez se vuelve más difícil encontrar espacios por el aumento de las escuelas de medicina en el país.

En su plan de trabajo, Sepúlveda pone de manifiesto su preocupación por la alta prevalencia de problemas de salud mental en los estudiantes y una escasa cultura del autocuidado, que interfieren con los procesos de aprendizaje, afectan su trayectoria escolar, y disminuyen su calidad de vida.

En este contexto, advierte que las generaciones que cursaron bachillerato y la licenciatura a distancia por la pandemia tienen rendimientos menores en las evaluaciones con respecto a otras generaciones, por lo que propone evaluar los programas de apoyo existentes e instrumentar acciones para identificar a los estudiantes en situación vulnerable y ofrecer soluciones específicas.

Excelior