Abuelita mixteca rompe estereotipos en TikTok: juega basquetbol, es artesana y cultiva maíz

0
31

Andrea García López, de 71 años de edad, se hizo viral a través de un video en la red social donde muestra su habilidad para el básquetbol en la mixteca oaxaqueña.

“Yo me siento orgullosa de jugar basquetbol”, dice Andrea García López, una abuelita mixteca de 71 años de edad, quién ha roto estereotipos en edad y género al dejar de romantizar que las mujeres adultas mayores solo se dedican a la crianza de nietos o a preparar alimentos desde la cocina de tejavana de una comunidad indígena.

La señora Andrea se hizo viral a través de un video en TikTok donde muestra su habilidad para el básquetbol, deporte que práctica desde los 18 años y que compartió con sus seis hijos durante la crianza desde las canchas de su natal Atatlahuca, ubicado en la mixteca oaxaqueña.

El video que lleva miles de reproducciones y que fue compartido por su nieto Juan Carlos Sandoval, la muestra  vestida con una blusa blanca, falda y zapatos dominando el balón de forma profesional y acumulando puntos para su equipo.

La nostalgia la invade al contar que sus padres por su condición de pobreza no le dieron escuela, pero con el básquetbol logró superarlo.

A los 22 años de edad emigró a la Ciudad de México, y fue en el 2006 cuando regresó y concluyó la primaria y secundaria, pero nunca se olvidó de su deporte favorito.

“Me gusta jugar basquetbol y  estar feliz con mis hijos, yo no soy una persona aburrida, lo disfruto y le he enseñado a muchas niñas, así crecieron”, cuenta.

Ataviada con su atuendo tradicional y sin comprender la sensación que ha causado en las redes sociales su habilidad por el basquetbol, Andrea recalca que se divierte practicando su deporte favorito.

También es maestra artesana y campesina, cultiva maíz y frijol para autoconsumo.

Las mujeres mixtecas son “Pluriactivas”

Las mujeres mixtecas se caracterizan por ser  “pluriactivas” reconoce su nieto,  Juan Carlos Sandoval, quién fue el encargado de hacer viral la hazaña de su abuela y el basquetbol.

“Mi abuela ama el basquetbol, a todos nos lo ha enseñado,  pero también es una maestra artesana importante de la comunidad y además cultiva maíz  y frijol, todo para autoconsumo”, recalcó.

El nieto mayor de Andrea cuya edad es de 31 años asegura que todos en su familia están orgullosos de su abuela por ser una mujer trabajadora y que no lo deja, por eso es un ejemplo de vida y sobrevivencia.

“La vida en la mixteca es adversa, pero las mujeres y la población ha sabido hacerle frente a la pobreza, a partir de su trabajo y la organización familiar”, recalca.

Juan Carlos reconoce que las mujeres mixtecas son campesinas y artesanas, y su abuela tiene otro talento, es basquetbolista.

“Mi abuelita es un ejemplo de trabajo y junto con mi abuelito Tereso, ambos nos han enseñado el valor por la vida y a no desistir, la admiramos mucho, y más cuando juega al básquetbol, es mi ídola”.

Las autoridades locales también han expresado su reconocimiento y admiración por la abuelita después de verla  jugar y  como se ha viralizado en las redes sociales.

Durante la Feria Anual de los Hongos, acompañada de mujeres de más de 65 años, dieron un partido de exhibición al que nombraron “Las artesanas”

Al principio iban perdiendo el juego, sin embargo, Andrea logró repuntar al encestar y encestar el balón como la estrella que es de su equipo y Atatlahuca. El resultado fue un empate.

La síndica municipal, Maribel Velasco García reconoció que es importante dejar de romantizar la adultez mayor.

Dijo que no hay edad para ser activa, y para muestra es Andrea, que a sus 71 años practica con rigor y estilo su deporte favorito.

Reconoció que  no es normal que  las mujeres indígenas tengan espacios como el de ella, que le ha costado llegar a ocupar su cargo como síndica, pero hay inspiración y enseñanza como lo que está dejando la abuela Andrea y así exista un cambio generacional.

Desde su hogar cuya casa es de madera y piso de tierra, la abuelita  Andrea pidió ayuda para el tratamiento de su rodilla, que aunque le duele un poco y resulta costoso el tratamiento, ella seguirá mientras tenga vida practicando su deporte favorito, el basquetbol.

Tomada DE Aristegui