A la intemperie familiares de pacientes del Nachón

0
438

POR DAVID ARCOS/EXCLUSIVA

Con un sarape mal puesto, un pedazo de cartón para aminorar el frío del piso, su sombrero y sus botas bien ajustadas, Juan Hernández Sedas ha dormido durante cinco noches consecutivas afuera del hospital civil “Luis F. Nachón”. La preocupación por su paciente lo obliga a permanecer cerca.

Don Juan tiene 56 años, la madre de su esposa sufrió un derrame cerebral y es uno de los más de 40 familiares de pacientes que pernoctan en dicho lugar, a pesar de que el nosocomio activó un albergue en la calle Zamora, del centro de la ciudad, para atenderlos.

Radica junto con su familia en la comunidad de San Martín Comalapa del Estado de Puebla, misma que se encuentra en la región del bajío, donde los hospitales no existen o carecen de equipamiento. Por lo que tuvieron que trasladarse a la capital veracruzana hace casi una semana, al encontrarse más cerca la ayuda médica.

Sin familiares o conocidos en Xalapa y ante la expectativa del dictamen médico de la paciente, el albergue del “Luis F. Nachón” sería una opción para pasar la noche si hubiese un sistema de comunicación para informar a los familiares cuando fuesen requeridos.

“Aquí estoy bien, estoy pendiente, sí nos han dicho que hay un albergue, pero no hemos ido. El que está cuidando al paciente no puede ir por medicamentos, entonces tengo que estar pendiente para ir yo”, relata.

La mayoría de las personas que duermen cerca del Área de Urgencias proviene de otros municipios, como San Rafael, Martínez de la Torre y Atzalan, o hasta de otros estados de la República Mexicana.

De acuerdo con el personal de Trabajo Social del hospital el albergue se activó para atender únicamente a los familiares de pacientes y no a los indigentes que también duermen en la zona.

Los servicios tienen un costo de 20 pesos por día, mismos que comprenden las tres comidas, el uso de sanitarios y un lugar digno para pasar la noche.

Daniel Sánchez Bautista, proviene de Atzalan y durante casi una semana le ha hecho compañía a Juan Hernández. Tiene una nieta de dos meses que está internada por una anemia aguda.

Los hospitales más cercanos se encuentran en Martínez de la Torre; sin embargo, tampoco contaban con los aparatos necesarios para la atención médica de la menor.

Luz María Domínguez es jefa de Trabajo Social en el Hospital Civil y ha observado que las personas deciden pasar la noche cerca de sus pacientes y que las autoridades médicas no han emprendido otras acciones para apoyarlos.

“El albergue no es para indigentes, es sólo para los familiares de pacientes. Pero no puedo dar información aquí. No recuerdo qué cupo tiene el albergue”, se limitó a responder.