Planetas gigantes y estrellas agonizantes, conoce aquí las nuevas e impactantes imágenes del telescopio James Webb

0
24

Tras la revelación de las primeras imágenes de un cúmulo de galaxias denominado SMACS 0723, sigue aquí los nuevos hallazgos que revelan la visión más detallada del universo primitivo registrada hasta la fecha.

Luego de un adelanto presidencial de una imagen repleta de galaxias desde las profundidades del cosmos, los funcionarios de la NASA se reunieron este martes para revelar más de su exhibición inicial del Telescopio Espacial James Webb, el telescopio espacial más grande y más poderoso jamás lanzado.

La NASA seleccionó el primer lote de imágenes de alta resolución a todo color, que tardó semanas en reproducirse a partir de datos del telescopio sin procesar, para proporcionar imágenes tempranas convincentes de las principales áreas de investigación de Webb y una vista previa de las misiones científicas por delante.

Se espera que el telescopio infrarrojo de 9 mil millones de dólares, construido para la NASA por el gigante aeroespacial Northrop Grumman Corp, revolucione la astronomía al permitir a los científicos mirar más lejos que antes y con mayor claridad en el cosmos, hasta el amanecer del universo conocido.

El presidente Joe Biden se adelantó a la presentación con su propia sesión informativa en la Casa Blanca el lunes para publicar la primera foto: una imagen de un cúmulo de galaxias denominado SMACS 0723 que revela la visión más detallada del universo primitivo registrada hasta la fecha.

Una señal inconfundible de agua

“El telescopio espacial James Webb de la NASA ha captado la señal inconfundible del agua, junto con evidencia de nubes y bruma, en la atmósfera que rodea un planeta gigante gaseoso, caliente e inflado, que orbita alrededor de una estrella distante parecida al Sol”, reveló la NASA.

El Telescopio Espacial James Webb permitió una observación más detallada del origen del WASP-96 b, uno de los más de 5,000 exoplanetas confirmados en la Vía Láctea.

Ubicado a unos 1,150 años luz de distancia en la constelación del Fénix en el cielo del hemisferio sur, representa un tipo de gigante gaseoso que no tiene un análogo directo en nuestro sistema solar.

“Con una masa inferior a la mitad de la masa de Júpiter y un diámetro 1,2 veces mayor, WASP-96 b está mucho más “inflado” que cualquiera de los planeta que orbitan alrededor de nuestro Sol”.

La estrella agonizante 

Dos cámaras a bordo de Webb capturaron la más reciente imagen de esta nebulosa planetaria, catalogada como NGC 3132 y conocida informalmente como la Nebulosa del Anillo del Sur. Esta nebulosa está a unos 2,500 años luz de distancia.

Las imágenes infrarrojas de Webb presentan nuevos detalles de este complejo sistema. Las estrellas, y sus capas de luz, son prominentes en la imagen de la cámara de infrarrojo cercano (NIRCam, por sus siglas en inglés) de la izquierda, mientras que la imagen del instrumento de infrarrojo medio (MIRI, por sus siglas en inglés) de la derecha muestra por primera vez que la segunda estrella está rodeada de polvo.

Cada capa representa un episodio en el que la estrella más tenue perdió parte de su masa.

A medida que la estrella libera capas de material, se forman moléculas y polvo dentro de estas capas, cambiando el paisaje incluso mientras la estrella continúa desprendiendo material. Este polvo eventualmente enriquecerá las áreas a su alrededor, expandiéndose en lo que se conoce como el medio interestelar.

Dado que tiene una vida muy larga, el polvo puede terminar viajando a través del espacio durante miles de millones de años y convertirse en una nueva estrella o un nuevo planeta.

Un paisaje brillante de nacimiento de estrellas

Dentro del conjunto de impresionantes imágenes, una de las que más atrapa la atención es la de este paisaje de “montañas” y “valles” salpicado de estrellas brillantes que es en realidad el borde de una joven región de formación estelar cercana llamada NGC 3324 en la Nebulosa Carina.

Capturada en luz infrarroja por el nuevo Telescopio Espacial James Webb de la NASA, esta imagen revela por primera vez áreas previamente invisibles de nacimiento de estrellas.

Llamada Cosmic Cliffs, la imagen aparentemente tridimensional de Webb parece montañas escarpadas en una noche iluminada por la luna. En realidad, es el borde de la cavidad gaseosa gigante dentro de NGC 3324, y los “picos” más altos en esta imagen tienen unos 7 años luz de altura.

Tomada De Aristegui